belén esteban bomba de insulina

La bomba de Belén Esteban estallará el 31 de agosto (y es ésta)

stop

La colaboradora de Sálvame termina sus vacaciones en Benidorm y vuelve al trabajo

30 de agosto de 2019 (11:37 CET)

Después de unas largas y románticas vacaciones, Belén Esteban vuelve al trabajo con un futuro incierto. Durante este mes de agosto se ha rumoreado en centenares de ocasiones el despido de la de Paracuellos. Mediaset estaría replanteándose la posibilidad de que la colaboradora desaparezca durante un tiempo y vuelve con más fuerza. Las últimas audiencias de sus denominados "Belenazos" son las que les han llevado a tomar esta drástica decisión. 

La tertuliana va a demostrar en su regreso que tiene todavía mucho por dar. Como siempre, la colaboradora estrella vuelve por la puerta grande. Tal vez esta es su última oportunidad para demostrar su valía dentro del formato. El pasado sábado volvió el Deluxe con Omar Montes, pero esta semana será la prueba de fuego para Belén. La mujer de Miguel Marcos se sentará en el sillón para ser entrevistada por sus compañeros y hablará de todo el próximo 31 de agosto. 

Belén Esteban en Sálvame

Sus vacaciones, su nueva vida como casada, su próxima maternidad, pero especialmente su despido. Belén Esteban también hablará de otro frente abierto. La adquisicón total de la casa de Toño Sanchís. La colaboradora ha ido cerrando flecos pendientes para ser propietaria de pleno derecho. El deshaucio del mánager es inminente. Dentro de un mes deberá hacer efectiva su salida. Puede negarse a abandonar la casa, pero sería la policía quién interveniese. 

 «Tengo más contratos y más facturas que demuestran que Toño se ha llevado más dinero y que me debe mucho más de lo que se supone que me debe. Voy a por todas», comentó antes de irse de vacaciones. Los planes de Belén Esteban pasa por arrendar la vivienda para hacer frente a la hipoteca de la casa que ahora debe ella. 

A los 577.383 euros hay que sumarle otros 100.000, después de que el juzgado de Torrejón de Ardoz, en Madrid, aceptara en pasado mes de julio unos contratos y facturas entregados por la de Sálvame, según informó Semana. Sin duda este va a ser uno de los mayores Belenazos de la historia. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad