La “¡bestial foto!” de Anna Simón antes de ser famosa: “¡¿Cristina Pedroche ha visto esto?!”

stop

La instantánea de la colaboradora de Zapeando que no habías visto

Anna Simón

01 de agosto de 2019 (11:44 CET)

A lo largo de los últimos años hemos sido testigos del crecimiento profesional de Anna Simón. La catalana ha ido quemando etapas hasta convertirse en una de las caras más  solicitadas de la pequeña pantalla. Actualmente colabora en Zapeando y presenta L’infiltrat en la televisión autonómica catalana.

Pero para llegar a ser una celebrity de la TV, Anna ha tenido que trabajar muy duro. Sus inicios fueron en un Call TV, en la cadena local de Barcelona Teletaxi.

Anna Simón da el salto a la TV nacional

Más tarde dio el salto a la televisión nacional de la mano de Florentino Fernández. Anna pasó a formar parte del equipo del programa que presentaba el cómico titulado Tonterías las justas. Corría el 2011 cuando formó parte del espacio de entretenimiento que se emitió en la sobremesa de Cuatro con notable éxito.

De ahí pasó al canal Neox para trabajar en Otra Movida. Precisamente en ese programa  se dio a conocer también su compañera, Cristina Pedroche.

Tiempo después Anna continúo en Así nos va, en La Sexta, hasta finalmente terminar en Zapeando. Allí, junto a Frank Blanco, La periodista triunfa con sus divertidos charcarrillos, sus anécdotas surrealistas y su naturalidad.

Con todo, no hay que olvidar sus colaboraciones en El Hormiguero, de donde desapareció de la noche a la mañana, y su trabajo como conductora del concurso Oh happy day de TV3.

La foto del pasado de Anna Simón

Pero ojo, porque por internet circulan algunas fotos de antes de ser tan famosa como ahora y de empezar a trabajar en la televisión. Instantáneas como la que mostramos a continuación en la que no parece ella y sobre la que muchos preguntan si “la ha visto Cristina Pedroche”. “¡Bestial!”, comentan en redes y foros.

Anna Simon antes de ser famosa como presentadora de un festival

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad