Michael Jackson

La autopsia de Michael Jackson. Informe y fotos demoledoras. Así tenía el cuerpo

stop

Estaba anoréxico

21 de febrero de 2020 (20:34 CET)

Cada vez se saben más detalles de la muerte del artista Michael Jackson hace ya más de una década (en junio de 2009) y es que esta semana se han revelado algunos detalles del informe forense que quizás no deberíamos saber.

El 'Rey del Pop' no acabó su vida del todo bien como se ha podido saber en los detalles que se han revelado de la autopsia del cantante que más dinero ganó en los 90 y en los 00.

Y es que pese a morir de un paro cardíaco a los 50 años, hasta ahora no se sabían demasiadas cosas sobre cómo había sido su vida en sus últimos días y sus problemas con los calmantes.

Michael Jackson durante un concierto, en una imagen de archivo / EFE

Una comida al día

El diario The Sun ha destapado la caja de los truenos revelando que el cantante estadounidense solo hacía una comida al día y tomaba mucha medicación para superar sus dolores.

Conrad Murray, médico personal de Michael Jackson y responsable de la muerte por homicidio involuntario, pinchaba diaramente al artista en hombros, cuadriceps y caderas para inyectarle la medicación que necesitaba para seguir viviendo.

Una imagen final para olvidar

Varios tatuajes tuvo que hacerse al cantante para que su última imagen no fuese monstruosa. Los labios, las cejas y el cuero cabelludo de Michael Jackson fueron tatuados postmortem para el entierro.

Y es que su últimos días dejaron a un Michael Jackson muy tocado en lo físico como reveló una fuente del diario The Sun: “Era piel y hueso, se le había caído el pelo y no había estado comiendo más que pastillas cuando murió. Las marcas de inyección en todo el cuerpo y la desfiguración causada por años de cirugía plástica demostraron que su declive en sus últimos años”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad