La “asquerosidad más repugnante” que Belén Esteban no calla y pasa en Sálvame

La colaboradora del espacio desvela uno de los gestos más desagradables de sus compañeros tras acusarla de sucia

Fotografía: La “asquerosidad más repugnante” que Belén Esteban no calla y pasa en Sálvame » Diario Gol
Fotografía: La “asquerosidad más repugnante” que Belén Esteban no calla y pasa en Sálvame » Diario Gol

Belén Esteban está dispuesta a ser noticia día sí y día también. Si hace unos meses se rumoreaba su despido, la colaboradora de Sálvame ha conseguido zanjar toda la polémica. La de Paracuellos está en su mejor momento, tanto profesional como personal. Recientemente está de rigurosa actualidad por su enfrentamiento con una buena amiga, Mila Ximénez

La colaboradora opinió que su compañera estaba haciendo un mal concurso y que por su bien lo mejor era que se fuese del concurso. Pidió en varias ocasiones su expulsión y eso que antes de entrar en la casa le prometió que sería su gran apoyo. Todo mentira. Mila se acaba de enterar y está muy dolida con quién pensaba que era una buena amiga. Ahora ambas se han declarado la guerra, aunque hay algunos espectadores que creen que todo esto es un montaje. 

Sea como sea Belén Esteban se está ganando demasiados enemigos. Esta semana ha querido revelar uno de los secretos mejor guardados del programa y ha desvelado quiénes son los más guarros. En Sálvame les hemos visto comer, pero lo que no sabíamos es que se comportaban como niños. Algunos compañeros de Belén Esteban pegan los mocos y los chicles debajo de la mesa o en la tapicería del sofá y la de Paracuellos lo ha querido demostrar con pruebas. 

Esto ha surgido porque las cámaras del programa la han pillado en una pausa comiendo pipas y dejando las cáscaras en la barra del bar que hay colocada en una parte del plató. Efectivamente el programa fue a comprobar lo que decía Belén y era totalmente cierto. 

chicle sofá belén esteban

 

Publicidad