La amiga de Gema López (y es de Sálvame) que hace esto con el Satisfyer

La periodista y colaboradora del formato de Telecinco se ríe con su compañera

Fotografía: La amiga de Gema López (y es de Sálvame) que hace esto con el Satisfyer » Diario Gol
Fotografía: La amiga de Gema López (y es de Sálvame) que hace esto con el Satisfyer » Diario Gol

Gema López regresó el pasado lunes 4 de mayo a Sálvame. La periodista se mostró nerviosa, pero muy feliz de recuperar la «normalidad». Tenía muchas ganas de ver a sus compañeros, aunque no los ha podido besar ni abrazar. Ahora solo le falta estar al lado de Belén Esteban, Kiko Hernández y Mila Ximénez. 

Por el momento Mila Ximénez lleva ocho semanas confinada en su casa completamente sola y a pesar de lo mal que lo está pasando, todavía no hay fecha de regreso. La periodista conecta en directo con el programa a través de videollamadas y cuenta cómo se encuentra. Parece que los nuevos datos más esperanzadores y el inicio de la desescalada habrían conseguir animar a la colaboradora. No obstante, quiere ser prudente. Tiene mucho miedo. 

Esta semana ha sacado su lado más divertido y ha contado una curiosa anécdota. Tiene que ver con el juguete sexual femenino más vendido del momento, el satisfyer. Una vez más Mila conectaba con el programa para hacer su sección en la que envía a unos famosos al cielo y a otros al infierno. La veterana comunicadora ha contado como ha sido su primera salida a la calle. 

Mila Ximénez«Me cagué. Me daba pavor salir. Abría la puerta ascensor y pensaba: bueno, mañana. No sabía ni cómo colocarme la mascarilla. Hacía cosas que no debía hacer, como tocarme la cara». Después de tanto tiempo encerrada se le hacía raro ir al supermercado. «Cuando entré en un supermercado fue como entrar en una tiende de juguetes. No me podía creer que pudiera coger todo lo que necesitaba porque antes todo lo había comprado online». No podía estar en espacios cerrados. 

«Cuando llegué a casa que llegué súper asustada. Me metí en la ducha y empecé a llorar y dije: se acabó el confinamiento, ya no puedo más».

Gema López entendía muy bien cómo se ha sentido Mila en su primera salida al súper. «Yo he estado cuarenta y tantos días en casa y solo salí a comprar. Y me costaba mantener la distancia. El no pegarte a la gente, el tener cuidado con lo que tocas… Todo eso lo tienes que aprender», ha comentado.

Después analizar todo el proceso, el momento más divertido ha llegado cuando ha hablado del regalo que le ha hecho un amigo, un Satisfyer. «Yo lo dejo encima de la mesa del salón. Cuando viene el médico veo que se pone súper nervioso. Se estaba fijando en lo que era…».

Mila estaba «hablando con él de lo que me pasaba», pero el médico le sugirió ir a otro lugar de la casa. «Si quieres podemos ir a la cocina, que estamos más cómodos. Y cuando llego lo veo en la mesa, justo en el centro de salón», ha relatado. «Me he muerto de vergüenza». Asegura que no lo ha utilizado y que lo piensa reponer por un ser vivo «que ya toca». 

 

 

Publicidad