La adicción (y grave) que María Teresa Campos calla, pero sale a la luz. Última hora

stop

La periodista malagueña está harta de que se le hable de Edmundo Arrocet

María teresa Campos deluxe

12 de febrero de 2020 (13:30 CET)

A María Teresa Campos no paran de increparle los periodistas para preguntarle sobre su estado y en qué punto se encuentra su relación con Edmundo Arrocet. ¿Se han vuelto a ver? ¿Ha habido algún nuevo mensaje? ¿Ha recogido sus cosas? La periodista ha dejado claro que está muy harta. Como si no tuviese otras cosas en las que ocuparse. Actualmente estaría muy centrada en la búsqueda una nueva vivienda con Terelu Campos. Le gusta estar al lado de su hija para mantenerla ocupada. No quiere que caiga otra vez en la tentación. 

Terelu Loterías

Terelu Campos preocupa seriamente a sus seguidores. Son muchas las veces que los paparazzis la han pillado saliendo de echar la lotería o de jugar al bingo. "¿Es ludópata?", se preguntan algunos en redes. "Tiene un grave problema", afirman. La semana pasada fue a comprar al supermercado, como de costumbre, y antes de llegar a casa, aunque fuese cargada, se paró a apostar en dos ocasiones.

Terelu ONCE 

Primero entró en la casa de Lotería Nacional, donde pudo haber echado una Primitiva, una Quiniela o un Euromillón. A su salida se detuvo en un chiringuito ambulante de la ONCE y otra vez a apostar. Ahora el cuponazo de los ciegos. La suerte está echada. Parece que la colaboradora de Viva la vida gasta mucho dinero en juegos de azar. También acude regularmente al bingo con amigas. 

Le gusta apostar, pero el sueldo de Terelu ya no es el que era años atrás. Desde que dejó Sálvame solo colabora una vez a a la semana en Viva la vida. Por cada colaboración cobra unos 200 euros. En total ingresa 800 euros mensuales. Es cierto que solo acude al trabajo un día a la semana y trabaja 4 horas. Ese sueldo lo cobra cualquier persona joven de lunes a viernes incluso sábados y por ocho horas diarias. Sin embargo no es suficiente para el elevado tren de vida de la Campos. Por eso su madre le habría echado el freno. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad