Kim Kardashian | EFE

Kim Kardashian se pasa con el relleno. ¡Mira la foto! (y es un escándalo)

stop

La publicación de la celebrity americana que pone su Instagram patas arriba

31 de octubre de 2019 (15:15 CET)

Madre mía la que se ha liado en las últimas horas en la cuenta de Instagram de Kim Kardashian. Pero ojo no precisamente porque la celebrity americana haya optado por subir una de esas sesiones de fotos en las que deja muy poco a la imaginación o uno de sus modelitos más escandalosos.

No, en este caso, de hecho, son dos fotos en su stories las que han dejado a sus seguidores con la boca abierta. De hecho, si bien al cabo de pocos minutos muchos ya vieron claro que se trataba de una especie de broma de Kim, más de uno se asustó al verla.

La foto de Kim Kardashian

Y es que, como bien podemos ver en las imágenes, a Kim se le ha ido la mano, y mucho, con el relleno de sus labios. No precisamente porque haya optado por acudir a cirujano plástico a retocarse de nuevo sus labios, sino porque ha sido a través de una de las aplicaciones del teléfono donde se ha aplicado una capa que le ha dejado unos labios “de escándalo”.

kim

Unos labios que han dado mucho de qué hablar. Por un lado los que han entendido que todo era una broma e incluso le han seguido el juego a la americana con comentarios como “Qué guapa”, “Qué bien te quedan” o “Felicita al cirujano plástico Kim”.

kardashian

Otros, sin embargo, no han podido resistir la tentación y han optado por lo de siempre: criticarla. “Qué fea por Dios”, “Horrible”, “Tú ves haciendo bromas que con la de veces que te has operado no me extrañaría que acabaras así” o “Guarda la foto porque, seguramente, está serás así en el futuro si sigues con tanto bisturí” son algunos de los comentarios en este sentido.

Por suerte, Kardashian no es que sea precisamente una celebrity a la que le afecten demasiado este tipo de comentarios. Todo lo contrario. Cuanto más se hable de ella, ya sea para bien o para mal, mejor que mejor.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad