Kim Kardashian | EFE

Kim Kardashian agota este modelito de baño en horas en EEUU

stop

La empresaria americana lo peta como influencer

03 de julio de 2019 (12:30 CET)

Muchos son los nombres que, hoy en día, llevan vinculado el adjetivo de influencer detrás: Chiarra Ferragni, Sara Carbonero, Georgina Rodríguez, Paula Echevarría…Sin embargo, la que sigue siendo la influencer por excelencia no es otra que Kim Kardashian.

La estrella americana ha creado un imperio económico a su alrededor basado en la explotación de su imagen. Una imagen conocida en todo el mundo en el que las curvas y la sensualidad suelen ser las principales protagonistas.

Si bien es cierto que Kim ha creado su propia línea de productos y se ha forrado con ellos, no son pocas las marcas que acuden a ella para promocionar sus productos. Y ella, siempre que haya un acuerdo comercial entre las dos partes, no tiene problema alguno en acceder a una publicidad bien remunerada.

Kim Kardashian agota este modelito

Pero lo que hace grande a Kim es que incluso sin necesidad de citar a la marca en sus publicaciones ya consigue que una prenda se agote. Y eso es lo que ha logrado ahora con un modelito que lució en la playa junto a una amiga.

Un bañador que, cómo no, deja muy pero que muy poco a la imaginación. Como es habitual en ella, Kardashian apostó por un traje de baño que no hacía otra cosa que resaltar sus famosas curvas.

Kim Kardashian

Y claro, a las pocas horas se agotaron en varias tiendas bikini muy similares a este. Ese es el poder real que tiene una de las grandes influencers del planeta. Sin citar la marca, tan solo con una foto captada por los paparazzi, ya logra que una prenda vea como sus ventas se disparan.

Seguramente la marca en cuestión debió de arrepentirse, y mucho, de no haber ofrecido a Kim una propuesta de colaboración comercial. Si lo hubiesen hecho, las ventas hubieran sido aún muy superiores. Eso sí, seguro que el caché de Kim en este sentido no es que sea precisamente bajo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad