Kiko Rivera e irene rosales en viva la vida

Kiko Rivera y ella besándose ¡Pillados! Y la foto tiene horas. ¡Arde Sálvame!

stop

El hijo de Isabel Pantoja zanja todo tipo de rumores asistiendo con la familia al nuevo espectáculo del Circo del Sol

17 de enero de 2020 (15:16 CET)

Kiko Rivera vuelve a ser el gran protagonista de una polémica muy oscura. Los rumores de infidelidad a Irene Rosales le persiguen. El DJ no aguanta más y piensa demandar a todos los medios que destruyan su imagen. Estos rumores se desataron cuando la mujer del cantante rompió a llorar en Viva la vida. La joven aseguró que no tenía nada que ver con su marido. Según ella hay problemas en su familia. 

Estas últimas informaciones estarían afectando al matrimonio, especialmente a Irene Rosales. Ambos están hartos de que se cuestione su relación y la actitud de Kiko. Es cierto que el hijo de Isabel Pantoja era un mujeriego y se adentró en el mundo más oscuro de la noche, pero ha cambiado, tal y como demostró en GH DÚO. Todo el mundo se merece una segunda oportunidad. 

Según algunos medios Kiko Rivera e Irene Rosales están distanciados y podrían poner punto y final a su matrimonio tras estos rumores. El pasado 4 de enero tuvo un bolo en A Coruña. Todo fue de maravilla y colgó el cartel de aforo completo. Aunque lo mejor, según el testimonio de la rubia explosiva, Sandra,pasó por justo después. 

sandra habla con la prensaKiko Rivera se llevó a Sandra al hotel donde estaba hospedado esa noche. La joven ha guardado silencio durante estos días, pero por fin ha hablado. La rubia cuenta que Kiko habría tenido un encuentro sexual con ella y con un amigo del cantante. Kiko Rivera lo niega rotundamente, pero Sandra habla alto y claro."Nos dijeron si queríamos ir al reservado, fuimos al reservado y estuve muchísimo rato hablando con Kiko de muchísimas cosas". 

Kiko Rivera comunicado oficialSegún ella posteriormente les dieron unas bebidas mezcladas con algo y después ya no se acuerda de nada. No sabe si paso algo o no paso. Ella admite tener la conciencia muy tranquila porque está soltera, el único que debe estar preocupado es Kiko Rivera. Fue el exmarido de la joven quién evitó que las cosas fueran a mayores. Apareció en el hotel y hizo salir de la habitación a Sandra. 

El DJ ha emitido un comunicado que ha hecho publico en sus redes sociales donde asegura que tomará medidas legales contra aquellos que inventen historias. 

Kiko Rivera está harto. Se acabó. De una vez por todas quiere acabar con estos rumores y lo ha hecho con una estampa muy familiar. El cantante posa con su mujer, sus dos hijas y Francisquito, el hijo que el DJ tuvo con Jessica Bueno. 

Kiko Rivera e Irene Rosales besándose

La familia ha pasado una divertida tarde en el espectáculo del Circo del Sol en Sevilla. La pareja ha evitado los medios de comunicación y no ha hecho ningún tipo de declaración. El artista también ha compartido unos vídeos en sus historias de Instagram donde aparece besándose con Irene. 

A pesar de esta mala racha, Kiko ha sido el apoyo incondicional de Irene: "La persona que más me está apoyando y que más está a mi lado es mi marido. Ahora mismo Kiko es mis manos y mis pies".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad