Kiko Rivera pone la primera condición para verse las caras con Isabel Pantoja

Kiko Rivera lo está pasando realmente mal. Tras sus declaraciones Isabel Pantoja ha sufrido un ataque de ansiedad y está en la cama sin poder moverse

Fotografía: Kiko Rivera pone la primera condición para verse las caras con Isabel Pantoja
Fotografía: Kiko Rivera pone la primera condición para verse las caras con Isabel Pantoja

Kiko Rivera ha plantado cara a Isabel Pantoja. Su propio hijo ha sido quién ha tirado por tierra su imagen. El DJ ha descubierto la verdad y quiere hacer justicia. El cantante quiere que se cumpla la voluntad de su padre Paquirri. Esta polémica llega en medio de problemas económicos para ambos implicados en esta historia. El marido de Irene Rosales aseguró en reiteradas ocasiones que nunca podrá perdonar a su madre después de lo que le ha hecho. Se siente engañado y estafado. Ni es buena madre ni es buena abuela, dijo el artista.

Isabel Pantoja se mantiene en absoluto silencio. No obstante, personas de su entorno han informado sobre la salud de ésta. «Isabel Pantoja está medicada, no sale de la cama desde el viernes, ha tenido varias crisis de ansiedad durante estos días, no habla con nadie ni con su hermano Agustín, y su entorno está muy preocupado por ella», contaban desde ‘El programa de AR’. 

Fotografía: Kiko Rivera pone la primera condición para verse las caras con Isabel Pantoja

Después de toda la polémica Kiko Rivera está dispuesto a dar su brazo a torcer tras enterarse del estado de su madre, pero con una condición. Fuera de todo lo malo que le haya hecho Isabel Pantoja es su madre y no le desea nada malo.

Tal y como ha desvelado Pepe del Real desde ‘El Programa de AR’, el Dj no tiene intención alguna de reconciliarse con su madre pero no tendría ningún problema en hablar con ella si eso tranquiliza a la tonadillera que se encuentra completamente abatida con lo sucedido y habría sufrido una fuerte crisis este fin de semana: «Podría haber una posibilidad de hablar con su madre porque (Kiko) sabe que el estado de salud anímico de su madre se ha visto muy afectado».

Eso sí, este encuentro tan mediático no se podrá ver en Telecinco. Kiko Rivera acepta ver a su madre siempre que sea en privado, sin cámaras de por medio. Por el momento Isabel Pantoja sigue recluida en Cantora.