Kiko Rivera enloquece: amenazas, herencia y un amante de Isabel Pantoja

Kiko Rivera llama a 'Sálvame' y deja en muy mal lugar a Isabel Pantoja con sus últimas declaraciones donde desvela todo

Fotografía: Kiko Rivera enloquece: amenazas, herencia y un amante de Isabel Pantoja
Fotografía: Kiko Rivera enloquece: amenazas, herencia y un amante de Isabel Pantoja

Kiko Rivera ha vuelto a entrar en directo en ‘Sálvame’ este martes 27 de octubre tras casi dos semanas de su polémica entrevista. El DJ acudió al ‘Deluxe’ para dar respuestas a las supuestas infidelidades de éste a Irene Rosales a otras mujeres, algo que ha confirmado. Sin embargo, fueron más interesantes los últimos minutos de entrevista donde se derrumbó al confesar que no había superado su adicción a las drogas y pedir ayuda y cariño.

Rápidamente Isabel Pantoja entró en directo por una llamada y en vez de apoyar a su hijo prefirió comparar su problema con lo que se vive actualmente en el mundo. Unas palabras muy desafortunadas. El DJ le pidió tan solo un abrazo, algo que no llegó, a pesar de las promesas de la cantante. Mucho se ha hablado de la relación entre madre e hijo, incluso la cantante ha llegado a posicionarse al respecto.

Rafa Mora habla de los problemas de Kiko Rivera
Rafa Mora habla de los problemas de Kiko Rivera

En el programa Kiko Rivera ha estallado. “No necesito más de lo que tengo”, revelaba. El DJ, muy sereno, ha sentenciado otra puñalada a su progenitora. Algo que ésta no se esperaba. “Necesito a mi madre, no a Isabel Pantoja”.

Las palabras de Kiko Rivera han hecho mucho daño a Isabel Pantoja. Nadie podía imaginar que madre e hijo podrían enfrentarse de esta forma. “No le he pedido a mi madre la herencia de mi padre. No soy un mantenido”, revela. El DJ ha querido desenmascarar a su madre.

“Sí que es verdad que ha habido momentos que he tenido más dinero que ahora, pero eso no significa que sea más infeliz que antes, inclusive con el bache que estoy pasando. No necesito más de lo que tengo”, ha explicado Kiko. “Si yo quisiera pedir la herencia de mi padre, estoy en todo mi derecho, como cualquier persona”.

“Desde los 18 años, llevo trabajando en mi trabajo, que porque no trabaje 8 horas en una oficina o en un banco no significa que no trabaje. Por supuesto que trabajo, si no no hubiese podido pagar mi deuda con Hacienda. El dinero no cae del cielo, por lo tanto, yo no soy ningún mantenido. Ni lo he sido, ni lo seré”.

Reconoce que su madre le ha ayudado en alguna ocasión de forma puntual. “Mi madre me ha ayudado, pero ha sido en un momento determinado, no lleva 37 años manteniéndome. Y si yo quisiera pedir mi parte de la herencia de mi padre, yo estaría en mi derecho, pero no es así”.

“Lo que necesito es a mi madre, no a Isabel Pantoja”, aseguraba. “Y mi madre no está, porque el personaje de Isabel Pantoja siempre es más”.

“He recibido una llamada de mi madre. Ya estoy harto. Por qué tengo que quedar mal yo, cuando he defendido a mi madre a capa y espada, con los problemas con mi hermana, ahí estaba yo, incluso me he metido en líos familiares por defenderlas. Ese lunes no llegó”, explicaba.

“Entiendo perfectamente sus motivos, porque está cuidando de mi abuela, pero el día tiene 24 horas, y vivimos a solo una hora y media. La que ha hecho esto suyo ha sido ella, y no estoy haciendo esto para atacarla a ella”.

Isabel Pantoja tiene mucho miedo porque podría desvelar algunos secretos de su vida privada que solo su hijo conoce y que en alguna ocasión los medios de comunicación intentaron investigar. Se dice que la tonadillera podría haber tenido un amante secreto después de Julián Muñoz. María Patiño desveló que era un hombre muy ligado al piano. Ésta se refería para sorpresa de todos a José Manuel Parada. Según la gallega, en un pasado ambos habrían sido algo más que amigos. Algo que ninguno de los dos confirma.