Kiko Matamoros estrena peluquín

Las imágenes del polémico colaborador de Sálvame Kiko Matamoros luciendo peluquín

Fotografía: Kiko Matamoros estrena peluquín
Fotografía: Kiko Matamoros estrena peluquín

Kiko Matamoros es, sin lugar a dudas, una de las estrellas de Sálvame. Si bien es cierto que el polémica colaborador ha optado en algunas ocasiones por ‘abandonar’ el programa y tomarse un tiempo, tanto a él como a la productora les va más que bien que Kiko esté en pantalla.

Entre otras cosas porque es un tipo que conoce muy bien la televisión y que entiende, como lo hacen también otros colaboradores estrella como son Kiko Hernández o Lydia Lozano, entre otros, el show que implica trabajar en un programa como es el de Sálvame.

Fotografía: Kiko Matamoros estrena peluquín
Kiko Matamoros

Un formato que ha conseguido darle la vuelta a la tortilla y que sean los propios colaboradores los que generen contenido, ya sea a costa de explicar detalles de su vida privada, con acaloradas discusiones entre ellos (en este terreno Matamoros se mueve como pez en el agua) o con divertidos momentos en los que, en muchos casos, se convierten en bufones del programa que no hacen otra cosa que hacer reír a la audiencia.

El peluquín de Kiko Matamoros

En la productora saben bien que todo lo que sea ridiculizar a sus colaboradores acaba repercutiendo en unos buenos índices de audiencia, de ahí que, desde hace ya unas semanas, han ideado una nueva fórmula en este sentido: hacer que uno de ellos tenga que interpretar un tema musical vestido para la ocasión. Un espacio denominado La Verbena de Sálvame.

Esta semana le tocó a Kiko, y tuvo que ponerse en la piel del Fary e interpretar su famosa canción Torito Bravo. Como era de esperar, la actuación no decepcionó ni a la audiencia ni a los allí presentes.

Ojo, no precisamente por las dotes vocales de Kiko, que con una nota de 44 sobre cien demostraron ser casi nulas, sino por el peluquín que lució en el ‘escenario’. Una imagen de Matamoros con ‘pelo’ que, desde luego, forma parte ya de la historia de un programa que, una vez más, ha vuelto a demostrar que sabe sacar todo el jugo necesario a sus colaboradores. Ellos, cómo no, teniendo en cuenta sus nóminas, no ponen pega alguna.