Kiko Hernández y Telecinco devastado: “Tiene un angioma en el cerebro”. Última hora

stop

El colaborador de Sálvame muy preocupado por su estado de salud

Kiko Hernández al teléfono

14 de febrero de 2020 (13:01 CET)

Kiko Hernández le brinda todo el apoyo del mundo a Fortús, quién también participó en un GH, como él, en estos momentos tan difíciles. Sálvame está pendiente de la última hora de la hija de éste. Ariadna Sánchez, también exconcursante de GH, concretamente la edicón 12+1, no está pasando por su mejor momento. Ni ella ni padre, con quién mantiene una estrecha relación, han recibido buenas noticias. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Recuerdo que cuando yo era bien pequeñita mi papa me sacaba al escenario en conciertos suyos y me mostraba orgulloso a su publico, delante de miles de personas "esta es mi hija" ...... anoche obus toco en la sala riviera en Madrid y Nirvana fue al primer concierto de su abuelo.no pude evitar emocionarme cuando nada mas comenzar su concierto, delante de miles de personas, con la sala llena hasta arriba mi padre cogio a mi hija y dijo: señores y señoras os presento a....NIRVANA!!!!!!!!!! Y todo el mundo alzo sus manos y empezaron a chillar observando a mi pequeña en alto en los brazos de su abuelo. Fue demasiado demasiado bonito. No tengo palabras. #granmomento #graciaspapa #nirvanayabuelo

Una publicación compartida de Ariadna Cross (@ariadnacross) el

Hace unos meses Ariadna se divorciaba de su marido y padre de su única hija. Poco después confesó abiertamente que sufrió un aborto de su segundo embarazo. Y ahora ha preocupado a sus seguidores con la última hora de su estado de salud que nadie se esperaba. "Me voy ahora al Gregorio Marañón porque me toca resonancia del coco loco. Para el que no lo sepa y me pregunte, ¿qué te van a hacer? ¿Qué te pasa? ¿Qué te sucede? ¿Qué te ocurre? Pues bueno, ya os cuento...Tengo un angioma en el cerebro".

"Hace no mucho, el año pasado, fui a la última revisión con mi neurólogo, que yo iba al Hospital de Arganda del Rey. Y nada, me mandó al Gregorio Marañón, al neurocirujano, para que lo valorase a ver qué pasaba con eso, si había que hacer algo o no". Un delicado descubrimiento que, al parecer y como cuenta la hija de Fortu, viene de largo: "Lo detectaron hace unos años, y todos los años me hacen una resonancia de control para ver cómo está", explicó detalladamente. 

Tras la realización del incómodo test, Ari, informaba de su estado a la salida del hospital: "Ya he salido de la resonancia. Estoy viva. Espero que esté todo bien, que no tengan que hacerme nada, que ya me dejen en paz y dejen de hacerme resonancias porque lo paso fatal... Aunque estaban como muy serios. No sé, a mí eso me raya. Pero bueno, seguro que no es nada y es que eran así...". Un deseo compartido por todos y al que solo el tiempo dará respuesta.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad