Kiko Hernández Sálvame

Kiko Hernández se queda sin palabras. "No sabía que eso existía". Ella lo cuenta

stop

El colaborador de Sálvame se divierte durante el confinamiento con el canal Mtmad

25 de marzo de 2020 (16:21 CET)

Kiko Hernández se encuentra confinado en casa con sus dos hijas gemelas de 3 años. Cuando estas duermen el colaborador se entretiene viendo Sálvame a la hora de la siesta o por las noches disfrutando del contenido de Mtmad. La plataforma de Mediaset tiene ya a dos grandes estrellas. El canal de Steisy y Pablo, una auténtica revolución convirtiéndose en uno de los más famosos y divertidos. 

La pareja narra su día a día, sus aventuras y sus desventuras, como también las cosas más curiosas. Incluso regalan alguna confesión de lo más surrealista. Kiko Hernández se ha quedado de piedra. En uno de sus últimos vídeos han repasado las cosas más raras que les han pedido en la cama. 

Steisy y Pablo

A Pablo le encanta hacer locuras, sin embargo nunca las lleva a cabo por vergüenza. De todas formas reconoce que nunca ha vivido cosas tan heavys como su pareja. Steisy por su parte si ha vivido situaciones extrañas y podría hacer una serie de vídeos con ellas. 

Tal y como ha desvelado, en el pasado estuvo con un chico, que, a los pocos días de conocerse, le contó que su padre había fallecido hace un año. Ella le expresó su pésame y la cosa siguió como si nada, hasta que un día, en la cama, él le preguntó: "¿Tendrías sexo con mi padre?"

"¡El padre que estaba muerto!", recuerda la joven con cara de circunstancia: "No sabía qué decir, me quedé petrificada y no se me ocurrió otra cosa que decirle: 'sí, ¡y a tu madre!'", explica Steisy, que todavía alucina con el momento.

Con esta persona tiene un par de anécdotas más que no ha dudado en explicar sin revelar el nombre. "Ese es el que me compró tres bragas y, mientras estábamos haciéndolo, me decía: 'ahora ponte éstas, ahora éstas'", seguía rememorando Steisy, que terminó con el culmen de todo: "Ese fue el que me hizo mearle". 

"Y a mí con lo que me cuesta mear... Estuve espatarrada hasta que lo conseguí. Luego meé lo más grande", terminaba de narrar.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad