Kiko Hernández

Kiko Hernández le arruina la vida. Amenazas de muerte, pintadas y odio desmedido. Mira las fotos

stop

El colaborador de Sálvame y la polémica que arrasa en las redes sociales

27 de julio de 2020 (13:23 CET)

Fue la semana pasada cuando Kiko Hernández dejó a la audiencia de Sálvame con la boca abierta. Y es que el colaboradora, ahora como presentador, anunció orgulloso que, tras meses de investigación, el programa iba a desvelar “uno de los escándalos más impactantes que ha descubierto”.

Y ese no es otro que la participación de tres toreros, Juan José Padilla, Morante de la Puebla y Alberto López en peleas ilegales de gallos. “BOMBAZO! Los tres toreros implicados en un presunto delito por participar en supuestas peleas de gallos ilegales son: Morante, Padilla y López Simón”, apuntaban en la cuenta de Twitter del programa.

El lío con Kiko Hernández

El programa se puso en contacto con uno de los supuesto implicados, Padilla, que negó estar relacionado con el negocio: “No estoy relacionado con el negocio, para mí no es un negocio es una afición. Llevo gallos pero no negocio con ellos. Mi pasión es mi cultura y mi cultura son también los gallos”, apuntó.

Padilla y Morante

Por su parte, otro de los involucrados en este pelas de gallos, Morante de la Puebla, ya sabe lo que es estar en el punto de mira. Y es que fue después de que el torero diera su apoyo públicamente a Vox cuando, tras los buenos resultados de la formación de Santiago Abascal en las elecciones andaluzas, aparecieron pintadas amenazadoras en su casa como “al nazi tiro y en la cuneta”.

 

Cuentan desde el entorno del torero que, a raíz de esta investigación y de esta información revelada por Kiko Hernández en Sálvame, el acoso en las redes a Morante ha vuelto a crecer de manera que, como apuntan incluso algunos, le ha arruinado la vida.

De momento no han aparecido pintadas como las de entonces, pero el odio desmedido en las redes y las críticas hacia el torero no cesan. Veremos hasta qué punto esta investigación tiene o no efectos para los toreros implicados.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad