Kiko Hernández

Kiko Hernández destrozado. “Está muy grave”. Y es un VIP de Telecinco. Última hora

stop

El colaborador de Sálvame no quería contarlo, pero lo ha hecho su protagonista

11 de diciembre de 2019 (12:10 CET)

Kiko Hernández no quería hablar, pero el propio protagonista de esta historia lo ha hecho a través de su blog de la revista Lecturas. Con las redes sociales y con algunas de sus colaboraciones ya no hace falta ir a las casas de los famosos a acecharles. Ellos se abren en canal, siempre que les interesa, y te informan de la última hora. Eso es lo que ha hecho Jorge Javier Vázquez, quién ha vuelto a preocupar a sus seguidores tras sus declaraciones. 

Jorge Javier VázquezEl presentador abrió las puertas de su casa a la revista Lecturas y concedió una reveladora entrevista. Describe este 2019 como uno de los más duros de su vida, pero también como un año de cambios y de la búsqueda de sí mismo. El catalán posa en su casa con total comodidad al lado de sus tres galgos. "Me operaron a través de la ingle. Me tenían que colocar solo un 'stent', pero me tuvieron que colocar uno más y ahora tengo cuatro en la cabeza", narra a Lecturas.

El periodista se ha desnudado emocionalmente como nunca antes y confiesa que está pasando por una fuerte depresión derivada por el ictus que sufrió el pasado mes de marzo. En verano revela que toco fondo. El artista afirma que se ha puesto en manos de profesionales para superar este duro bache. Toma "una pastilla de antidepresivos al día". "También todo medicación para dormir", confiesa.

"La medicación me aporta estabilidad, tranquilidad. Me encuentro otra vez en un proceso de renacimiento", afirma con energía. No solo se encuentra triste por la enfermedad, sino por haber perdido a uno de sus mejores amigos. 

En todo momento ha tenido el cariño de los suyos que no se han separado de él ni un solo segundo. Su madre y su expareja Paco pasan más tiempo en casa de Vázquez que en la suya propia. Recordemos que el presentador cuenta que los domingos padre y ex yerno se reúnen para jugar al dominó. También ha contado con la inestimable ayuda de sus hermanas, quiénes se opusieron a que se medicara y de María Patiño. "Se preocuparon. Creo que tienen la idea de que la medicación es perder la noción de la realidad", verbaliza durante la entrevista. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad