Juan Carlos I rompe el silencio desde Abu Dabi: mensaje a sus amigos de España

El rey emérito y padre de Felipe VI, Juan Carlos I, y el mensaje a sus amigos en España con el que rompe su silencio desde Abu Dabi

Juan Carlos I
Juan Carlos I

Hace ya más de un mes que Juan Carlos I puso rumbo a los Emiratos Árabes. La idea era alejarse de España y, sobre todo, alejar sus problemas de la actual monarquía, en manos de su hijo Felipe VI.

Si bien es cierto que el emérito está disfrutando de todos los lujos que rodean a país, parece ser que echa de menos su vida en España. O al menos eso es lo que ha apuntado Pilar Eyre en Lecturas.

El mensaje de Juan Carlos I a sus amigos

“A sus amigos les confiesa que, a pesar de todo, añora la vida en este país llamado España, porque, por muy mal tratado que se haya sentido, sigue siendo el suyo: “Chicos, cuento los días que me faltan para volver”.”, apunta la periodista, que es una de las que mejor informadas está de los que sucede dentro de la Familia Real.

Juan Carlos I
Juan Carlos I

Eso sí, como también apunta Eyre, no es que Juan Carlos I está precisamente sólo en Abu Dabi: “En Abu Dabi, un país en medio del desierto que se ha convertido en la meca del lujo y la ostentación, tiene todo tipo de cuidados, atenciones y hasta mimos. ¿Compañía femenina durante este mes y medio que lleva disfrutando de una privacidad tan absoluta como no la ha tenido nunca en la vida? ¿Y con la reina Sofía lejos? ¿Hay señoras? Por supuesto. Sus buenas amigas no lo dejan solo”.

Y va más allá: “De España, salen a diario decenas de vuelos directos a Abu Dabi. Desde Madrid, el trayecto dura 7 horas, y se puede ir incluso un fin de semana y regresar a casa sin que nadie se percate de que te has ausentado. Sus tres teléfonos móviles también echan humo.”.

No sabemos si precisamente Felipe o Letizia serán los causantes de que sus tres teléfonos móviles echen humo. No tiene pinta, desde luego. Es más, en la Zarzuela están deseando que el emérito está alejado de España cuanto más tiempo mejor. Él, sin embargo, está deseando volver.