La Reina Letizia, el Rey Felipe VI y el rey emérito, Juan Carlos I. EFE

Juan Carlos I pone a la Reina Letizia de los nervios con su última aventura

stop

La excursión del rey emérito que preocupa profundamente a la esposa de Felipe VI y a la Casa Real

21 de enero de 2020 (10:59 CET)

El rey emérito Juan Carlos I sufrió un duro golpe solo empezar 2020. El monarca recibió la noticia de la muerte de su hermana mayor, la infanta Pilar. Una pérdida muy sentida para Juan Carlos, que tenía en ella a una de sus confidentes y también un apoyo incondicional. Fue la que más estuvo a su lado cuando salió a la luz la cacería de Juan Carlos en Botsuana o su relación con Corinna Larsen.

Y no solo Juan Carlos ha sufrido esa pérdida. También España entera, donde hacen falta más personas como ella. Por ejemplo, se conoce que le pedía ropa a su hermano para subastarla e invertir las ganancias para los necesitados de la ONG Nuevo Rastrillo.

Juan Carlos recupera su día a día

Ahora, a la espera del funeral de Pilar que se celebrará en El Escorial, el rey emérito ha empezado a recuperar su rutina. Ha regresado a sus entretenimientos. A falta de tener que acudir a eventos públicos, Juan Carlos ha vuelto a sus affaires personales. Y algunos de ellos traen de cabeza al Rey Felipe VI, a la Reina Letizia, a las infantas Sofía y Cristina e incluso a la reina emérita doña Sofía.

Resultado de imagen de rey juan carlos diario gol

El estado físico de Juan Carlos se ha deteriorado en los últimos tiempos. Al emérito le cuesta caminar y moverse con soltura. Y por eso sus allegados y en su entorno están tan preocupados. Considera que ya no está para ciertas cosas.

Juan Carlos se va de caza

Por ejemplo, aventuras como la que cuenta Vanitatis ponen de los nervios al personal en la Casa Real.

Cuenta el medio que Juan Carlos estuvo en La Flamenca, en Arajuez, a unos 40 km de Madrid. Una finca de 40.000 hectáreas que está considerada como uno de los mejores cotos de caza y para el ojeo de la perdiz roja. Y allí se encontró con sus colegas cazadores entre los que estaban Amador Suárez, José Manuel Pardo, Carlos Cutillas y Vicente Boluda.

Cuentan que Juan Carlos ya no caza. Solo se dedica a ojear, lo que no debería comportar ningún peligro para su salud. De hecho, recoge el medio que en noviembre sufrió una caía en casa en la que se lastimó la frente y la rodilla, donde ya tenía una prótesis. Y que desde entonces no realiza temeridades. Aun así, estas excursiones y aventuras preocupan y  mucho en Zarzuela.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad