Jorge Javier Vázquez hace el ridículo una hora antes de grabar ‘Sábado Deluxe’

Jorge Javier Vázquez entrevistó el pasado sábado a María Teresa Campos, pero ésta se negó a contestar a todas las preguntas planteadas

Jorge Javier Vázquez
Jorge Javier Vázquez

‘Sábado Deluxe’ contó el pasado sábado con la visita de María Teresa Campos. Una entrevista muy esperada y con muchas preguntas por hacer que esperaban obtener una respuesta. Las Campos han vuelto a ser las grandes protagonistas de estas últimas semanas si es que en algún momento dejaron de serlo. Tienen varios frentes abiertos. Desde que Carmen Borrego concediese la entrevista en exclusiva donde hablaba de la mala relación que existe entre Rocío Carrasco y Rocío Flores, que hizo explotar a Antonio David Flores, todo saltó por los aires.

La presencia de un hermano secreto fruto de una relación de su padre con otra mujer, la pérdida de la custodia de los hijos de Carmen Borrego, su mala época donde alternaba la noche con el trabajo o las lágrimas de María Teresa Campos por Edmundo Arrocet y ese supuesto mensaje que le enviaron donde el humorista mostraba un acercamiento. Estos son algunos de los temas a los que se quería dar respuesta, pero no la tuvieron. María Teresa Campos dijo no a todo. Es más, si se le preguntaba por estos temas amenazaba con abandonar el programa. De hecho, de forma teatrera ya lo hizo en el primer minutos. Después no podía dejar de reírse con Jorge Javier Vázquez al dar paso a publicidad y pensar que no les grababan.

Fotografía: Jorge Javier Vázquez hace el ridículo una hora antes de grabar ‘Sábado Deluxe’

Lo único que ha dejado claro María Teresa Campos es que lo de Edmundo Arrocet está más que superado, todo esto mientras le brillaban los ojos, y no piensa volver con él ni ha habido ningún acercamiento por ninguna de las dos partes. Todo es mentira. Respecto a lo demás ni una sola palabra. En este tema no voy a entrar y así sucesivamente. La madre de Terelu y Carmen solo vino al ‘Deluxe’ para embolsarse una gran cantidad de dinero.

Jorge Javier Vázquez intentó una hora antes, mientras ésta estaba en maquillaje y peluquería, que María Teresa Campos se relajase y se abriese en las preguntas. Sin embargo, como se pudo ver, no lo consiguió. La comunicadora se mostró en sus trece y dejó al presentador como un títere. Ella era la que conducía la entrevista a su antojo y decidía que decía y que no decía. Es una de las pocas veces en las que el catalán se baja los pantalones en el programa.