Jordi Cruz cocinando

“¿Jordi Cruz no siente vergüenza?” El vídeo que hunde a MasterChef: “¡Escándalo!”

stop

El chef de tres estrellas michelin continúa su tonteo con Tamara Falcó, mientras otros concursantes están desatados

15 de noviembre de 2019 (12:46 CET)

MasterChef Celebrity está a punto de despedir su cuarta edición. En dos semanas conoceremos por fin si Jaime Peñafiel tenía razón al desvelar que Tamara Falcó será la ganadora del talent show. Por el momento, todas las papeletas apuntan a ella. No hay más que ver el trato que tienen los chefs con la hija de Isabel Preysler y el tonteo pésimo de Jordi Cruz. ¿Vendrá la gran diva al plató para apoyar a su hija? ¿Es eso lo que quiere conseguir TVE? Sin duda sería historia de la televisión. 

Pero hay personajes que hacen historia por si solos. Una de ellas es Yolanda Ramos, la gran querida y esperada de la edición. Como pasó en Tu cara me suena, primero fue Silvia Abril, después Yolanda Ramos y por último Anabel Alonso. Aquí ha pasado algo similar. El programa quería contar con las tres humoristas y no sería descabellado incluirlas a las tres en una misma edición. Las risas y la locura estarían aseguradas. 

Como paso la anterior edición con Mario Vaquerizo, nadie daba un duro por Yolanda Ramos. Lo cierto es que ha sido todo un descubrimiento en cocinas y aunque diga que lo suyo es el arroz, eso es mentira. La actriz ha seguido la estrategia Carmen Lomana. Conseguir colocarse en el equipo ganador para ver después los toros desde la barrera. Son pocas las eliminaciones donde la hemos visto cocinar. 

Solo queda un programa antes de la final. Así que Yolanda Ramos ha conseguido aguantar toda la temporada, ya que en el programa 12 también participará para apoyar a los finalistas en el gran duelo. Gracias TVE por hacernos este regalazo. En el último programa, Yolanda Ramos dio todo de sí y no solo en el cocinado. Tuvimos a la catalana en estado puro. 

Bien seguro Yolanda Ramos no se esperaba llegar a la semifinal. Está que no se lo cree y muy ilusionada. Por eso, en un pequeño regalo que les hizo el programa disfrutó en la piscina como una niña o mejor dicho como Ona Carbonell, a quién intentó imitar sin mucho éxito. Es que Ona es Ona. Igual esto le da fuerzas para llegar al duelo final. ¿Te imaginas?

Yolanda Ramos en la piscina

Ramos consiguió nuevamente que los espectadores no dejaramos de reír a carcajadas. Juan Avellanada tiró a Yolanda a la piscina y lejos de enfadarse esta estaba encantada, como pez en el agua. "Hago de Ona, mira. Ríete de Ona Carbonell. ¿Tengo estilo o no? Eh, chicos! Boing!". Esa onomatopeya venía acompañada de uno de los momentazos de la actriz en el programa. Se bajó el traje de baño y dejó al descubierto sin ningún tipo de complejo, ante las cámaras, su cuerpo. Y no es la primera vez, en el programa de la semana pasada se levantó la falda y se le vieron las nalgas y algo más. 

Sin duda a esta impagable escena le damos tres estrellas michelin. Pero este show no gusta a todo el mundo. Hay quiénes califican a MasterChef de circo en vez de un talent show de cocinas donde se viene precisamente a cocinar. "¿Jordi Cruz no siente vergüenza?"

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad