Jesulín de Ubrique y Belén Esteban, irreconocibles: foto en su primera cita

Belén Esteban ha vivido una auténtica transformación desde su primera visita a la televisión. Durante todos estos años se ha sometido a varias operaciones estéticas

Fotografía: Jesulín de Ubrique y Belén Esteban, irreconocibles: foto en su primera cita
Fotografía: Jesulín de Ubrique y Belén Esteban, irreconocibles: foto en su primera cita

Menudo importante cambio ha dado Belén Esteban en sus últimos 20 años en televisión. Por aquel entonces la princesa del pueblo era una mujer muy reservada, tímida y muy atractiva. Se enamoró perdidamente de Jesulín de Ubrique, el padre de su única hija hasta el momento, pero el romance con éste duró más bien poco. Tras nacer la niña huyó de Ambiciones y allí empezó su carrera televisiva. Con una mano delante y otra detrás, la colaboradora no iba a dejar impune todo lo que había pasado en esos años y lo iba a contar todo en televisión plató por plató. Y es que los espectadores conocen mejor la vida de Belén Esteban que la suya propia.

Fotografía: Jesulín de Ubrique y Belén Esteban, irreconocibles: foto en su primera cita

En estas dos últimas décadas, Belén Esteban se ha sometido a varios retoques estéticos. Lo que menos ha cambiado de su físico es indiscutiblemente su melena rubia. Un sello característico en estos años. Aunque a finales de los noventa lucía un flequillo.

La primera operación a la que se sometió fue una mamoplastia. Aunque Belén nunca lo reconoció, dos años después se sometió a una liposucción de abdomen y una lipoescultura. Tampoco reconoció el aumento de labios y la reconstrucción dental. En 2006 dio el gran cambio, pero para mal. Además de una importante bajada de peso. Empezó a preocupar a sus familiares y amigos cercanos. Belén no estaba bien.

En 2009 fichó como copresentadora de ‘Sálvame’ junto a Jorge Javier Vázquez. Adquirió su mayor momento de fama y sus relaciones no le hicieron ningún bien. Con su popularidad, se sometió a una blefaroplastia y una rinoplastia.

Publicidad