Isabel Pantoja

¡Isabel Pantoja y España asustada!: la lista de alimentos con listeriosis

stop

La tonadillera estaría muy preocupada por esta bacteria que se ha encontrado en la carne

26 de agosto de 2019 (13:08 CET)

Esta semana la revista Qué me dices publica en portada a Isabel Pantoja comiéndose sin ningún miramiento ni penitencia un rico helado de dos bolas. Algo muy refrescante para este verano que viene muy bien para combatir las altas temperaturas. Sin embargo, la tonadillera estaría analizando con lupa todo aquello que ingiere. Las últimas noticias sobre casos de listeriosis han alarmado a España entera. La cantante, aunque ha cerrado Cantora y ahora reside en Madrid por compromisos profesionales, está muy vinculada a esta causa. Los primeros casos salieron a la luz la semana pasada en Sevilla. 

Isabel Pantoja portada que me dices

El Ministerio de Sanidad habla ya de más de 185 casos confirmados en toda España y más de 500 bajo sospecha. El pasado viernes falleció la segunda persona afectada por listeriosis. Un hombre de 72 años. También habría ingerido la carne contaminada de la marca La Mechá. 

La listeria estaba en un segundo plano hasta la semana pasada. Esta bacteria desconocida para muchos se ha vuelto todo un quebradero de cabeza. Es una de las más temidas por la industria alimentaria. Tiene una alta tasa de mortalidad y facilidad de formar ecosistemas bacterianos en cualquier superficie. Este patógeno no solo está presente en la carne en mal estado. Hay muchos otros alimentos que podrían contenerla. Por ejemplo, los embutidos y salchichas, así lo revela el Centro para la Prevención y Control de Enfermedades. 

El organismo señala que "ahora, los brotes de listeria generalmente están vinculados a productos lácteos, frutas y verduras". Es más habitual que esta bacteria contamine productos crudos que carnes."La listeria se puede encontrar en muchos alimentos como, por ejemplo, el pescado ahumado, el queso (especialmente los blandos) y los vegetales crudos", advierte la Agencia Española de Consumo y Seguridad Alimentaria (Aecosan). 

Los quesos blandos tales como el queso fresco, el Brie, el Camembert, los quesos azules o el queso feta son lácteos en los que puede proliferar la listeria. De hecho, a los grupos de riesgo (mujeres embarazadas, adultos mayores y personas con el sistema inmunitario debilitado) se les recomienda no consumirlos. Además, según el CDC, "se estima que es entre es entre 50 y 160 veces más probable que los quesos blandos hechos con leche no pasteurizada causen una infección por Listeria que si están hechos con leche pasteurizada". 

Los vegetales también pueden incluir esta bacteria por culpa del estiérol que se utiliza como fertilizante. La refrigeración no termina con ella, ya que la listeriosis es muy resistente a estos procesos. 

Para la fruta es recomendable sumergirlas durante cinco minutos en agua potable con un chorro de lejía. Después lavarlas con abundante agua y pelarlas. En la piel se puede esconder esta bacteria, pero también puede traspasarse al alimento. 

 "No se considera que el consumo de atún, salmón y otros productos de pescados enlatados y no perecederos aumente sus probabilidades de enfermarse por listeria", dice el organismo. En cambio, hay otras conservas que sí lo hacen. "Algunos alimentos enlatados (pescados y mariscos ahumados como el salmón, la trucha, el bacalao, el atún o la caballa) tienen una etiqueta que dice 'manténgase refrigerado'". 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad