Isabel Pantoja se harta de poner dinero. El negocio de Kiko Rivera que echa el cierre

El hijo de la tonadillera pasa apuros económicos y se mantiene solo con el sueldo de Irene Rosales

Fotografía: Isabel Pantoja se harta de poner dinero. El negocio de Kiko Rivera que echa el cierre
Fotografía: Isabel Pantoja se harta de poner dinero. El negocio de Kiko Rivera que echa el cierre

Nuevo duro revés para Isabel Pantoja y no es por culpa de la supuesta maldición de Lola Flores al presentarse con Paquirri en el Florida Park para ver actuar a su hija Lolita. La cantante está preocupada por sus hijos, especialmente por su ojito derecho. Kiko Rivera tiene serios apuros económicos, aunque con las vacaciones familiares que se ha pegado en Gran Canaria nadie lo diría. 

Kiko Rivera en su estudio

Durante los meses de descalada, Kiko Rivera compartió con sus seguidores que sus bolos habían quedado cancelados y que la discoteca Hoyo permanecía cerrada. El ocio nocturno ha sido el más castigado por esta pandemia. El cantante se siente desilusionado por ver como se destroza su gran proyecto. El año pasado abrió con muchas ganas y fuerza su discoteca Hoyo en Sevilla. Fue todo un éxito, pero nadie presagiaba que el coronavirus llegaría a España y acabaría con ella. 

Kiko Rivera se centra estos meses en sacar nuevos singles, acaba de ver la luz uno con Tutti y ya prepara Amiga mía con Nyno Vargas. Además quiere llegar a su público a través de las redes sociales y plataformas como Twitch. Sin embargo, Kiko Rivera ha tirado la toalla respecto la que hace unos meses era su gran ilusión. 

El marido de Irene Rosales cuelga el cartel de cerrado en su discoteca Hoyo 19. Cuando se decretó el estado de alarma ya decidió bajar la persiana por prevención. Un gesto de responsabilidad que aplaudieron todos sus seguidores. Kiko Rivera pasó a ser un empresario más con el futuro incierto. 

Ya han pasado 161 días desde que Hoyo cerró y se desconoce si volverá a abrir sus puertas. En el comunicado de la discoteca se aseguró que se iría informando en función avance la pandemia, sin embargo desde entonces un silencio absoluto. Ni Kiko Rivera se pronuncia al respecto ni la gerencia del local, nadie sabe absolutamente nada. Algunos ya se temen lo peor y creen que Hoyo ha echado el cierre para siempre.