Isabel Pantoja se lleva las manos a la cabeza

Isabel Pantoja recibe la peor noticia. “No, ¡por Dios!”. Se acaba de saber esto

stop

La cantante se confina en Cantora junto a su madre y su hermano Agustín

24 de marzo de 2020 (11:08 CET)

Isabel Pantoja está muy preocupada por la salud de su madre, Doña Ana. La cantante se encuentra aislada en Cantora junto a ella y su hermano Agustín. No deja entrar ni salir a nadie. Si su progenitora cogiese coronavirus fallecería en cuestión de horas. Desde ahí la tonadillera no deja de llamar constantemente a sus hijos para preocuparse por ellos y por sus nietos. También se vuelca en Irene Rosales. No son buenos tiempos para ella.

La mujer de Kiko Rivera perdió el mes pasado a su madre y ahora se enfrenta a los problemas de salud de su padre. Rosales, una persona muy familiar, intenta sacar pecho de esta situación pero le está costando mucho. Y lo que va sucediendo tampoco ayuda mucho. 2020 no está siendo un gran año para ella, todo lo contrario. Por suerte cuenta con el inestimable apoyo de su pareja.

Irene Rosales La colaboradora sigue con su vida con total normalidad, aunque le cueste sonreír. Ahora dedica todo su esfuerzo en su padre. Ahora se encuentra solo y también con problemas de salud. 

"Me está viniendo muy bien estar en casa. Dentro de la preocupación que existe con la situación intento que las niñas no se den mucha cuenta de las cosas. Yo salgo todos los días a ver a mi padre porque tengo que cuidarle. Voy con los geles, guantes, mascarilla, dentro de lo malo intento mantener la normalidad", ha comenzado explicando a sus compañeros.

Irene Rosales se siente muy apoyada por Kiko Rivera. "No he discutido nada con Kiko en estos días, él está todo el día con su canal de youtube", ha sentenciado.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad