Isabel Pantoja habla con su abogada para demandar a Sálvame

La tonadillera Isabel Pantoja entra en un litigio contra el programa de Telecinco ’Salvame’

Isabel Pantoja
Isabel Pantoja

No ha sido una semana fácil para la cantante Isabel Pantoja. Tanto como para que haya acabado en demanda de la ex de Julián Muñoz hacia Mediaset. Así lo señala Okdiario, donde aseguran ha hablado ya con su abogada y hay una denuncia en marcha.

Isabel Pantoja lleva unos días siendo uno de los nombres más repetidos en Telecinco. El motivo radica en la conversación que mantuvo con su hijo Kiko Rivera en directo en ‘Sábado Deluxe.

Lío entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja en ‘Sábado Deluxe’

Pongámonos en contexto. Kiko acudió al plató de Telecinco para hablar de su situación actual. Según confesó el dj, se siente muy “triste”, “en el subsuelo”, reconociendo que no atraviesa un buen momento. De hecho, confesó seguir teniendo dependencia de las drogas, que no podía dormir y que en ocasiones rompía a llorar.

Kiko Rivera
Kiko Rivera habla con Isabel Pnatoja en directo en ‘Sábado Deluxe’

Unas palabras a las que reaccionó Isabel, que llamó en directo para mostrar su sorpresa al no conocer cómo se encontraba Kiko y darle su apoyo ante toda España. Pero no todo fueron palabras consoladoras.

La tonadillera re recriminó que, con la crisis sanitaria del COVID-19 arrasando el mundo, lo suyo “no es importante”. Y peor aún: señaló que había estado muy bien criado como para estar deprimido.

Isabel Pantoja demanda a ‘Sálvame’

Un episodio que, como señala el medio mencionado, podría tener un fin escondido. Cuenta la autora que existen rencillas internas y que “no nacen en ‘Sábado Deluxe’. Pero al margen de ello, a este capítulo sigue otro muy preocupante. Ocurrió el miércoles, cuando en ‘Sálvame’ quemaron una foto suya.

Chelo García Cortés quema una foto deIsabel Pantoja
Chelo García Cortés quema una foto deIsabel Pantoja

Una escena que, según la periodista Paloma García, provocó un ataque de ansiedad a Isabel Pantoja. “Muchos nervios, agitación, presión en el pecho y no parar de llorar”, relata la cronista, que acaba revelando que la indignación la tuvo sin reacción, pero que habló con su abogada, junto a la que ha puesto una demanda en marcha.