Isabel Pantoja firma su sentencia de muerte: Paolo Vasile le quita la protección

stop

La cantante no atiende la llamada de Jorge Javier Vázquez para felicitar a su sobrina Anabel Pantoja

Isabel Pantoja

25 de junio de 2020 (13:42 CET)

Isabel Pantoja continúa ausente. Desde una semana antes del confinamiento no se sabe nada de ella. La tonadillera se subió de nuevo a los escenarios en el que iba a ser su gran retorno con una gira mundial. Empezó en Madrid en el Wizink Center y llenó hasta los topes, sin embargo el resto de conciertos han quedado totalmente paralizados. De nuevo la desilusión se instala en la vida de la cantante. Parece que hay alguien que no le deja remontar el vuelo. 

La actual crisis sanitaria ha asustado a Isabel Pantoja, especialmente por su madre. Doña Ana está muy delicada de salud tras sufrir un ictus, es muy mayor y recientemente estuvo ingresada. Su vida pendía de un hilo. Enfermar de coronavirus sería mortal. Por este motivo durante estos tres meses han estado totalmente confinados y aún siguen. Isabel Pantoja y su hermano Agustín no han salido de Cantora. Blindada. No deja acercarse a nadie. Ni medios ni fans. Los únicos que han entrado han sido sus dos hijos y sus nietos. 

Anabel Pantoja e Isabel PantojaLa semana pasada Anabel Pantoja cocinaba junto a Alonso Caparrós en la última cena. Como un homenaje a su tía favorita, una madre para ella, quiso hacer el famoso pollo a la Pantoja. Todo un éxito. Ella esperaba ilusionada que su tía conectase con el programa pero finalmente no fue así. Una nueva espantada y ya van tres. 

Parece que Isabel Pantoja no habría llamado porque está enfadada con su sobrina favorita. La tonadillera está muy disgustado porque Anabel no se ha pasado todavía a ver a su abuela. Es la única persona que falta por acudir a verla. 

Sin embargo, Paolo Vasile está harto de que Isabel Pantoja no colabore en el show. Durante estos meses no ha participado en ninguna conexión, ni tan siquiera antes del confinamiento. Isabel dejó colgadas las grabaciones de Idol Kids por los problemas de salud de su madre. El directivo italiano no le va a pasar ni una más. Así que si no colabora es probable que se quede sin trabajo y la sombra de Hacienda le persigue. No hay segundas oportunidades. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad