Irene Rosales, rota, cuenta su batalla para sacar a Kiko Rivera de la droga

Irene Rosales tira por tierra la imagen de Isabel Pantoja al confesar que no estuvo lo suficiente al lado de su hijo en sus peores momentos

Fotografía: Irene Rosales, rota, cuenta su batalla para sacar a Kiko Rivera de la droga
Fotografía: Irene Rosales, rota, cuenta su batalla para sacar a Kiko Rivera de la droga

Irene Rosales ha sido el apoyo indiscutible de Kiko Rivera durante todos estos años. No han sido tiempos difíciles para el matrimonio pero se han mantenido unidos por el bien de sus hijas. Como era de esperar la colaboradora concedió una entrevista en exclusiva en su programa ‘Viva la vida’ por la que había ingresado más de los 200 euros por programa que cobra como tertuliana. La mujer del DJ ha terminado de dañar la imagen de Isabel Pantoja, al recordar que solo ella ha estado en todos los momentos difíciles de la vida de Kiko Rivera.

Kiko Rivera confesó que algunas cosas que contaba su madre no eran reales. A la tonadillera siempre le ha importado más su imagen de artista que de madre. El joven confesó que la cantante no estuvo a su lado en su adicción a las drogas. Así empezó la batalla televisiva entre madre e hijo. Éste, después de hablar de las infidelidades a Irene Rosales, se derrumbó confesando que estaba en una profunda depresión y que todavía no había superado su adicción. De pronto Isabel Pantoja llamó para reñir a su hijo.

Fotografía: Irene Rosales, rota, cuenta su batalla para sacar a Kiko Rivera de la droga

«Yo he notado cariño hacia Kiko por parte de su madre, pero él ha necesitado que Isabel esté más con él», ha dicho al mismo tiempo que ha asegurado que Kiko ha echado en falta más conversaciones con su madre. Kiko Rivera reveló a Jorge Javier Vázquez que su madre no sabía ni que médico le atendió ni que terapias hizo para salir del pozo.

«Kiko no quería que su madre se enterara, pero ya un día me desesperé y llamé, no podía esperar a ir a Cantora. Cuando llamé a mi suegra para contarle que su hijo tenía un problema ella se desesperó, y es verdad que nos fuimos unos días al Rocío. Pero la solución no era esa, él tenía que ingresarse o ponerse en tratamiento«, ha explicado Irene Rosales.

«Isabel no ha ido a las citas con los médicos, siempre ha ido solo, cuando tenía que ir solo, o he ido yo o con su compadre Fran. Kiko ya lo dijo, ha echado en falta que su madre haya estado más pendiente”.

«Es un tema que me dolió muchísimo en su momento y es algo que lo voy a tener que arrastrar toda la vida. Me siento súper orgullosa de él. De que está intentando luchar por todas las maneras. Esto ya va a ser de por vida”, añade Irene Rosales.