Irene Rosales recibe avisos terribles de lo que hace Kiko Rivera por las noches

stop

La colaboradora de Viva la vida intenta superar el fallecimiento de su madre

Irene Rosales

28 de febrero de 2020 (11:37 CET)

Kiko Rivera se vuelca de nuevo en los escenarios tras la triste perdida de la madre de Irene Rosales. La pareja ha pasado unos meses complicados debido a su estado de salud y han tenido que guardar silencio por respeto a ella a pesar de que los medios no paraban de hablar de una posible crisis entre ambos. Todo está bien. 

El DJ hace caso omiso a las polémicas relacionadas con su familia y se centra en la promoción de su última canción, Tuboescape. Hace un par de semanas publicó un vídeo en sus redes sociales donde se le puede ver siguiendo los pasos de esta famosa canción, aunque algunos le han llegado a llamar "ridículo". 

Cuando era más joven todos le decían que viviría del cuento gracias a la popularidad de su madre y que no sería nada, pero finalmente ha conseguido labrarse un hueco en el mundo de la música, aunque el nombre de artista le queda grande. Mientras cantantes de la talla de Pablo Alborán o Pablo López llenan conciertos como el Wizink Center o el Palau Sant Jordi, el DJ se tiene que conformar con ir de verbena en verbena. Pero tampoco está mal pagado. 

Esta semana ha estado en Jaraiz de la Vera y el próximo destino será en Andorra. El joven realiza sus sesiones como DJ en una gran carpa con capacidad para miles de personas. "Jaraiz De la Vera! Aquí tenéis vuestro #aftermovie Gracias por el cariño! Comienza con vosotros la nueva temporada! Próximo destino...Andorra!", escribe en su cuenta de Instagrm."¿Tan mal está?", se preguntan. "Estás acabado", le dicen. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad