Ingresado de urgencia. Jorge Javier Vázquez recibe la noticia. Estrella de Telecinco

El presentador catalán vuelve de sus vacaciones de Tailandia con una dura noticia

Fotografía: Ingresado de urgencia. Jorge Javier Vázquez recibe la noticia. Estrella de Telecinco » Diario Gol
Fotografía: Ingresado de urgencia. Jorge Javier Vázquez recibe la noticia. Estrella de Telecinco » Diario Gol

Jorge Javier Vázquez se vuelca con su gran amigo Xavier Sardá. Hace casi un año era él quién preocupaba a sus seguidores tras sufrir un ictus y ser ingresado de urgencia en el hospital, ahora ha sido el presentador de Crónicas Marcianas. El colaborador sufrió la semana pasada una aparatosa caída mientras paseaba a su perro y se dio un fuerte golpe en la cabeza. Tuvo que permanecer hospitalizado seis días. 

Todo esto sucedió en medio de las fechas navideñas, concretamente el mismo 31 de diciembre. La peor forma de acabar el año. Sardá paseo por la mañana con su perro por Canet de Mar, como de costumbre. Tras la caída fue trasladado al Hospital de Barcelona. Tras ser sometido a un primer reconocimiento, el equipo médico ordenó su ingreso para realizarse diversas pruebas neuronales. El día 5 recibió el mejor regalo de Reyes, tras los buenos resultados y no presentar daños mayores recibió el alta médica. 

Los problemas en la familia Sardá nunca vienen solos. El presentador está muy preocupado con el estado de salud de su hermana, quién confesó hace unos meses que padecía cáncer. 

La veterana actriz concedió una entrevista a su hermano Xavier Sardà para Las Sexta Noche. Una conversación memorable sobre su libro Un incidente sin importancia, donde cuenta muchas de sus vivencias. Con el mismo motivo concedió una entrevista a El País, donde reveló un aspecto desconocido de su vida que ha conmocionado a sus seguidores y a todos sus compañeros y compañeras de profesión, como a los medios de comunicación que ya no hablan de otra cosa. 

«Tengo cáncer», contó de una forma muy discreta. Es admirable la entereza con la que afronta la enfermedad. «Cuando escribí esto (el libro) no sabía que estaría condenada a morir de cáncer. Pero el bicho sigue ahí, tengo nuevo tratamiento, pero estoy muy cansada. El año que viene veré qué hago. Igual dejo la medicación y que dure lo que sea, a fin de cuentas tengo 78 años», un testimonio muy duro. 

La actriz ya no volverá a los escenarios. «Morirme. Pero como dice la última frase de mi libro, «qué complicado es morirse en el primer mundo, y qué caro»,cuenta con su particular carácter cuando le preguntan que le queda por hacer.Rosa Maria Sardà reconoce que parece que esté despidiéndose y deja una perla en una entrevista dura: «La auténtica felicidad solo existe en la imaginación».

A pesar de ello, Rosa María Sardà todavía tiene fuerzas para azotar a los políticos. La actriz ha hablado de Torra, la independencia de Catalunya y la situación actual por la que pasa el país. Todos sus seguidores le desean una pronta recuperación y le piden que no se rinde y luche. 

Publicidad