Felipe VI y Letizia | EFE

Increíble. El regalo a Letizia y Felipe VI del presiente del Gobierno: “¿¡Es una broma!?”

stop

El obsequio a los reyes de España que deja a muchos con la boca abierta

24 de mayo de 2020 (13:01 CET)

La relación entre el rey Felipe y la reina Letizia siempre ha dado mucho de qué habar. De hecho, son varios los medios lejos de países como Alemania que hace años que apuntan que la relación no es tan idílica como parece.

El caso es que, sean o no reales estas informaciones de según que medios, los reyes siguen con su relación. Una relación que pasó a ser más que real el 22 de mayo de 2004. Fue el día en el que Letizia y Felipe pasaron por el altar en la Catedral de la Almudena.

Una boda Real que, cómo no, contó con invitados de todo tipo. Desde otros miembros de las casas reales europeas sí como políticos, personalidades, artistas, diplomáticos, etcétera.

Boda Felipe Letizia

El regalo de Zapatero a los reyes

Como era de esperar también, no fueron precisamente pocos los regalos que recibieron los reyes con motivo de su enlace. Regalos, también de todo tipo. Sin embargo, uno de los que sigue llamando mucho la atención es el que le hicieron a título personal el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y su mujer, Sonsoles Espinosa.

Zapatero había decidido regalarle en nombre del Gobierno de España una edición de Las Siete Partidas, una obra de Alfonso X el Sabio. Pero fue el regalo personal suyo y se du mujer el que dejó a Letizia y Felipe con la boca abierta.

Y es que Zapatero y Espinosa optaron por regalarle una escultura hecha de bronce de uno de los artistas más destacados del momento, el escultor y pintor abstracto española Rafael Canogar. Un Canogar que, de hecho, ha trabajado posteriormente con la Casa Real haciendo retratos a Felipe VI.

Teniendo en cuenta que se trata de un artista de reconocido prestigio, el valor de la escultura no es que sea precisamente menor, de ahí que muchos en las redes se pregunten “¿¡Es una broma!?”. Eso sí, es importante recalcar que, excepto los regalos más personales como las joyas, la gran mayoría de los obsequios forman ya parte del Patrimonio Nacional.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad