Cristina Pedroche y David Muñoz

“¡Increíble!”. Así era David Muñoz antes de estar con Cristina Pedroche: ¡Ojo a la foto!

stop

La imagen del polémico chef que te dejará a cuadros

14 de noviembre de 2019 (13:15 CET)

David Muñoz y Cristina Pedroche forman una de las parejas más mediáticas de nuestro país. Una pareja que, como han demostrado en muchas ocasiones, no deja precisamente indiferente a nadie.

Son muchos los que se declaran fan de ellos, pero también son muchos los que los critican sin parar. Hagan lo hagan, digan lo que digan, David y Cristina siempre son noticia. Y eso, como bien saben ellos, no siempre es positivo.

Y es que estar en el foco mediático les ha ayudado, y mucho, a ganar fama, repercusión y ver como sus respectivos negocios van a mejor. Sin embargo también ha motivado a que muchos escarben en las redes en busca de sus ‘peores momentos’ o de sus fotos más comprometidas.

La foto de David Muñoz

En el caso de Cristina el repertorio es muy amplio. En el caso del cocinero, no tanto. Sin embargo, lo que ha llamado mucho la atención a muchos es comprobar como, esta obsesión de David Muñoz por el deporte y por la vida sana no siempre ha estado presente en su vida.

Todo lo contrario. Viendo ahora como se deja la piel haciendo running y como sufre (como podemos ver en el vídeo) las consecuencias de este estrés al que somete a su cuerpo con tanto ejercicio y tanto trabajo, cuesta creer que hace unos años Muñoz estuviera tan “gordo”, como apuntan muchos.

David Muñoz

El cambio de la figura del chef es tan bestia que muchos se han quedado a cuadros. Él mismo ha sido el encargado en muchas ocasiones de recordar (y recordarse a sí mismo) como esa vida en la que “comía como un cerdo” no es que fuera precisamente muy saludable.

Pero claro, los que desconocían esta faceta del pasado de David se han quedado con la boca abierta: “¡Increíble!”, “Madre mía cómo estabas hijo mío”, “Realmente te pusiste como un cerdo”, “¿Cuántos kilos has perdido?” o “Bestial el cambio” son tan solo algunos de los comentarios en este sentido.

Viendo ahora cómo le gusta a David correr y quemar calorías, parece muy difícil que algún día vuelva a estar como estaba.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad