Letizia, Felipe, Leonor y Sofía. Foto: EFE

Imprudencia de Felipe VI con las niñas: los presentes se llevan las manos a la cabeza

stop

El Rey vuelve a estar en el punto de mira

23 de julio de 2020 (11:45 CET)

Hace ya unas semanas, cuando en la Casa Real vieron que varias encuestas revelaban que buena parte de los españoles habían suspendido a los reyes Felipe y Letizia por la imagen dada por la institución durante la crisis del coronavirus, desde la corona tomaron una decisión: enviar a los reyes de ruta por España.

Los Reyes de España Felipe VI y Letizia,  en su visita en Soria tras la pandemia de coronavirus / EFE

La excusa no era otra que la de, teniendo en cuenta que va a ser un verano atípico en cuanto a la llegada de extranjeros a nuestro país, incentivar el turismo nacional. De paso, cómo no, acercarse también al pueblo para ver si, por un lado, su imagen mejoraba un poco y, por otro, alejarse todo lo posible de Juan Carlos I y las contínuas polémicas que rodean al emérito.

La imprudencia de Felipe y Letizia

Una gira que, en su gran mayoría, han hecho Felipe y Letizia sin sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Sin embargo, las niñas se unieron a sus padres en su visita a Mérida, en Extremadura, donde la Familia Real, en una nueva muestra de apoyo al sector cultural, acudieron a un teatro al aire libre a ver Antígona, una tragedia griega.

Un gesto que, si bien es cierto que ha provocado el aplauso de muchos (el sector cultural es de los que más tocados se han quedado tras el drama del coronavirus), también ha provocado muchas críticas.

Felipe Letizia

Entre otras cosas porque ver a los reyes, que en teoría deben dar siempre ejemplo, en medio de un teatro con una multitud no es quizás la mejor manera de mostrar lo que debe ser un entorno seguro y donde se cumplen las medidas de distancia social. Por mucho que llevaran mascarillas, hay quien habla de imprudencia en este caso.

Felipe Letizia

Como bien se puede comprobar en las imágenes, la distancia social entre muchos de los asistentes brillaba por su ausencia. Obviamente, como ya ha ocurrido en otros casos durante esta gira, los asistentes aplaudieron a la Familia Real a su llegada. Eso sí, pasados los aplausos, más de uno se llevó las manos a la cabeza al ver que Felipe, Letizia y sus hijas no estaban precisamente en un entorno seguro.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad