“Iba empastillada”. Y trabaja en Sálvame. Gema López aplaude el paso al frente

La colaboradora de Sálvame está muy feliz con la llegada de sus compañeros al programa

Fotografía: “Iba empastillada”. Y trabaja en Sálvame. Gema López aplaude el paso al frente » Diario Gol
Fotografía: “Iba empastillada”. Y trabaja en Sálvame. Gema López aplaude el paso al frente » Diario Gol

Gema López se incorporó al programa la semana pasada y este mismo fin de semana lo hizo Mila Ximénez. Una gran alegría para todos sus compañeros. Ahora solo falta el regreso de Kiko Hernández y Belén Esteban. Sábado Deluxe dio la bienvenida como se merece a Mila Ximénez. La colaboradora regresaba tras más de 58 días sin pisar el plató. En algunas ocasiones conectaba con el programa y no podía evitar derrumbarse. La periodista ha vivido un auténtico infierno. Tomó la decisión de pasar esta cuarentena completamente sola para no dar molestias a su hija Alba. Sus salidas fueron escasas. 

La colaboradora se sentó en el sofá del Deluxe para compartir con sus compañeros su dura experiencia y cómo le ha afectado física y psicológicamente. Además del terrible confinamiento tuvo que hacer frente a un herpes zóster. Uno de sus mayores miedo era que se le paralizara la cara, tal y como le contó Antonio Rossi. 

mila ximénezEl programa entrevistó brevemente a Mila Ximénez antes de empezar con el contenido que tenían preparado para ese sábado y donde ya la colaboradora recuperó su actividad. La periodista confesó que fueron 60 días muy duros en los que llegó a desarrollar el síndrome de la cabaña. 

«Apenas comía, era como si me tiraran continuamente de la boca hacia arriba. Además, me dijeron que podría sufrir parálisis facial. Estaba todo el día empastillada«, confesó Ximénez. Jorge Javier Vázquez, como siempre, poniéndole sentido del humor a la vida le contestó «entonces ahora, además, tienes una adicción a las pastillas. Tienes una vida muy sana». Ambos son muy amigos y no han dejado de estar en contacto durante estas duras semanas.

La colaboradora además ha asegurado que no ha hecho gran cosa en su casa porque estaba deprimida. No se ha «movido una mierda». Ni ha leído ni ha hecho armarios. Aunque ha tenido mucho tiempo para pensar y descubrir más sobre ella misma. «Todo me parece menos importante ahora». Y, en medio de todo el batiburrillo de confidencias, apareció el tema favorito del presentador: el sexo.«Antes lo vivía (el sexo) de una manera tan placentera y divertida que ahora me da pereza, siempre me hacen daño y acabo mal», manifestó. 

 

Publicidad