tamara falcó emocionada

Humillación a Tamara Falcó. Suelta lo más gordo. “¿Isabel Preysler no va a decir nada?”

stop

La empresaria inicia nuevo programa culinario en TVE y recibe un duro golpe

29 de junio de 2020 (10:10 CET)

El fallecimiento de Carlos Falcó, el pasado 20 de marzo, trae cola. El reparto de bienes ha puesto en una encrucijada a los hijos del marqués de Griñón con su última pareja, Esther Doña, quién pasó el confinamiento en el palacio El Rincón. Aunque se resistía a abandonar la residencia, la semana pasada sacó todas sus pertenencias. Sus hijos ya la han puesto a la venta. Se le ofreció a Doña, pero no podía hacer frente a los gastos de semejante castillo. 

Aunque los medios de comunicación no dejan de insistirle, al ser preguntada sobre la herencia y la actitud de los hijos, Esther Doña ha querido lanzar una indirecta sin entrar en muchos detalles. "Yo con quien estaba casada era con el padre y mi relación era con el padre, no con sus hijos. Y el padre (Carlos) desde arriba lo estará viendo todo", ha manifestado rotunda.

esther doña y carlos falcóAunque probablemente pasará este verano en Málaga, donde se encuentra su familia, Esther se ha mudado junto a su bichón maltés al piso que posee en Majadahonda. El palacio en el que residía desde 2017, cuando se casó con el marqués, no solo era su lugar de residencia, también lo utilizaban para celebrar bodas y eventos y de esta forma sufragar los altos gastos. 

La vida de Esther Doña ha dado un giro de 180 grados. No se esperaba que Carlos Falcó muriese a los 83 años sin previo aviso. El coronavirus terminó con su vida. La enfermedad que tiene en vilo este 2020 a todo el mundo. La mujer de Carlos Falcó hubiese cubierto los gastos del Palacio con la organización de bodas, sin embargo ahora los planes son otros bien distintos. Sus hijos quieren deshacerse de el. "Con eso se mantendría fenomenalmente el palacio sin hacer un gran desembolso. Ahora los planes son otros", afirmaba Esther. 

Según lo publicado, los hijos del difundo marqués fueron tajantes: "Nosotros no queremos hacernos cargo de ese negocio". Todos han acordado cerrar este capítulo de sus vidas. 

"Cuesta creer lo que ha ocurrido. A veces es como que Carlos está de viaje, que va a volver, no acabas de creer que no está. Yo todavía no me he hecho a la idea", añade la empresaria. 

Tamara Falcó no se ha pronunciado al respecto. Está actualmente centrada en sus compromisos profesionales. Inicia las grabaciones del nuevo programa de TVE que se emitirá en los próximos meses. La socialité no ha querido entrar al trapo tras esta humillación, pero tampoco Isabel Preysler. "¿Isabel Preysler no piensa decir nada?", se preguntan. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad