Belén Esteban págame

“Hay una demanda para ti” Belén esteban calla (y arde Telecinco)

stop

Viva la vida vivió un fuerte enfrentamiento el pasado 1 de septiembre

02 de septiembre de 2019 (11:07 CET)

La familia Matamoros vuelve a los platós. Después de unas semanas en calma tras la operación de Kiko Matamoros se desata la guerra. El colaborador de Sálvame estuvo muy contento al ver a todos sus hijos aparcar las diferencias para estar a su lado en un momento tan delicado. El pasado 1 de septiembre Diego Matamoros acudió a Viva la vida, programa donde colabora la ex mujer de su padre, Makoke, con quién no mantiene una buena relación. Con tal de evitar cualquier tipo de enfrentamiento entre ambos, la tertuliana se mantuvo aislada en una sala. 

Diego Matamoros y Makoke

"Conmigo Makoke se portó muy mal. De hecho, yo la tengo demandada", desveló Matamoros durante su visita. El joven contó que dicha demanda la había interpuesto porque le "había imputado unos delitos muy graves por los pasillos de Mediaset". "No los puedo decir a nivel público, porque a mí me afecta", aseguró Matamoros. Eso sí aprovechó para pedirle un "acto de reconciliación". "No le pido ni un euro, sino una rectificación total", añadió el invitado. 

"Se lo ha dicho a muchos compañeros que han dado la cara y me lo han dicho", señaló Matamoros. "Me vale ahora mismo que diga en televisión: 'me he equivocado y todo lo que he dicho es mentira'", añadió el hijo de Kiko Matamoros, momento en el que una de las colaboradoras apuntó a que Makoke "se estaba riendo" al oír sus palabras. "Pues que se ría si le parece tan gracioso", lanzó el invitado.

"Si ella no quiere llegar a ese término, va a tener una querella criminal donde se va a exigir cárcel y dinero. Y no es ninguna tontería", aseguró Diego Matamoros. Además el joven contaría con unos testimonios que habrían hablado con Makoke sobre este tema. "El tema es que se lo tome en serio, que ya perdió una demanda conmigo, que mis abogados son buenos", declaró el invitado

"Cometí el fallo de hablar con colaboradores porque me sentí agredida y conté verdades que yo he vivido. Yo no voy a pedir perdón", explicó Makoke. La colaboradora aseguró que lo que había dicho en aquel momento fue en caliente y que jamás lo hubiese dicho públicamente. "No me puedo arrepentir del contenido, porque ha sido algo que yo sufrí", declaró Makoke. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad