Kiko Hernández

“¡Hay mucha sangre!” Kiko Hernández asustado: accidente de una estrella de Sálvame

stop

Una colaboradora del programa ha tenido un grave percance por el que ha tenido que ser trasladada de urgencia al hospital

07 de agosto de 2019 (13:46 CET)

Los espectadores se llevaron las manos a la cabeza al ver el inicio para nada normal del nuevo programa de Sálvame del pasado martes 6 de agosto. Chelo García Cortés asustaba a sus compañeros al verla tendida en el suelo. El equipo médico del programa la atendió en segundos y fue trasladada en una silla de ruedas a las inmediaciones del plató donde la esperaba una coche para llevarla al hospital. 

Kiko Hernández ha reconocido que no es la primera vez que sucede algo así. Muchos colaboradores se han caido alguna vez al entrar al plató. La losa es muy rebaladiza. Aunque es la primera vez que le sucede a Chelo García Cortés. Quién siempre se cae es Lydia Lozano, por suerte sin lamentar ninguna herida. 

Aunque algunos podrían creer que estaba fingiendo, Kiko Hernández quién ha vivido lo sucedido en primera persona admite que el golpe ha sido bastante duro. "Parece el papá", escriben en las redes. No es la primera vez que vemos a la periodista por los suelos. El año pasado se cayó en la playa de Castelldefels mientras paseaba a su perrita Maggie. 

La culpa la tiene el teléfono móvil. Chelo García Cortés iba distraída mirando el teléfono y se tropezó con un hierro que conforman la puerta del plató. El golpe ha sonado muy fuerte. De hecho primeramente Kiko Hernández creía que se había caído un foco del techo. 

Chelo García Cortés trasladada al hospital por un aparatoso accidente

Todos los colaboradores han corrido en su ayuda y se han quedado sorprendidos por la brutal herida que presentaba en sus piernas. Una enorme fractura abierta de más de diez centímetros en su pierna. Era tan profunda que “se le veía el hueso”.

“Había mucha sangre“, recordó Mila Ximénez cuando la calma regresó al plató de Sálvame. De hecho, en un principio parecía que Chelo necesitaba un torniquete para frenar la hemorragia, aunque finalmente han decidido que lo mejor sería que la trataran en el hospital. “Era monstruoso, casi nos da un yuyu”, relataba un miembro del equipo del programa.

Chelo García Cortés se ha mostrado muy fuerte en todo momento. Lo único que no quería era que se enterase Marta para no preocuparla. Así se lo pidió a sus compañeros. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad