“Ha muerto”. TVE, Ana Obregón y la televisión le hacen llegar su dolor

stop

La cadena pública y otros rostros de la televisión muy afectados tras conocer una dura noticia

Ana Obregón llorando

15 de noviembre de 2019 (11:26 CET)

Malas noticias para Ana Obregón. Por suerte no de su hijo Álex Lequio, quién evoluciona favorablemente. Uno de sus mayores amigos, tal y como ha demostrado en centenares de ocasiones, y compañero de profesión durante muchos años ha sufrido una gran perdida. Ramón García, el hombre de las vaquillas y de la capa de TVE, la inseparable pareja de Obregón en las campanadas, se despidió esta misma semana de su padre. Falleció a los 89 años de edad. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

He tenido la suerte en esta vida de tener al mejor suegro del mundo. ❤️ Desde el primer día que me conoció, hace más de 25 años, me ha tratado y querido como a una hija. ❤️ Quien le ha conocido sabe que no exagero al decir que Ramón, es la BONDAD personificada. Siempre sonriendo, siempre amable, siempre cariñoso. Has sido mi debilidad querido suegro. Y la tuya, tus nietas. 💕Te dejabas hasta despeinar por ellas, que tu hijo decía que jamás permitías que te tocaran el pelo, siempre tan impecable. Me quedo con la tranquilidad que te has ido en paz, que has tenido una vida maravillosa y, lo mejor de todo, es que estarás ahora con mi padre con el que tanto te reías. Qué alegría le habrá dado al verte. Te quiero Ramón ❤️

Una publicación compartida de Patricia Cerezo De Castellví 🍒 (@paticerezo) el

El querido presentador no pasa por un buen momento. Está destrozado asimilando la noticia. Ni tan siquiera fue capaz de comunicar la triste noticia. Lo hizo su esposa, Patricia Cerezo, a través de su cuenta de Instagram donde le dedicó unas emotivas palabras de agradecimiento por ser el suegro más maravilloso que ha tenido el placer de conocer y el mejor abuelo para sus nietas. 

"He tenido la suerte en esta vida de tener al mejor suegro del mundo. Desde el primer día que me conoció, hace más de 25 años, me ha tratado y querido como a una hija", cuenta. Por eso, asegura que "quien le ha conocido sabe que no exagero al decir que Ramón es la bondad personificada. Siempre sonriendo, siempre amable, siempre cariñoso. Has sido mi debilidad querido suegro. Y la tuya, tus nietas. Te dejabas hasta despeinar por ellas, que tu hijo decía que jamás permitías que te tocaran el pelo, siempre tan impecable". 

Asimismo, Patricia señala que se queda tranquila porque Ramón se ha ido "en paz": "Has tenido una vida maravillosa, y lo mejor de todo es que estarás ahora con mi padre, con el que tanto te reías. Qué alegría le habrá dado al verte", señala en el mensaje que concluye con un "te quiero" y que acompaña con varias fotografías de Ramón junto a su hijo y sus nietas. 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad