GH DÚO: María Jesús Ruiz saca la porquería de Kiko Rivera, Isabel Pantoja e Irene Rosales: “¡O lo agarran o la mata!”

stop

Sus propios compañeros no paran de hacerle el vacío y la ex Miss España no puede más

María Jesús Ruiz tras librarse de la expulsión

27 de marzo de 2019 (12:30 CET)

María Jesús Ruiz es uno de los rostros estrella de esta edición. Sin lugar a dudas su paso por el reality no va a caer en el olvido. Estrategia o no, la ex Miss España sigue los pasos de Míriam Saavedra. Y es que sus compañeros no dejan de hacerle el vacío. La concursante se encuentra sola y este jueves se vuelve a enfrentar a una nueva expulsión con Sofía Suescun. 

La modelo cuenta con el apoyo de gran parte de la audiencia, no obstante sus compañeros no la quieren en la casa. Esta semana protagonizó un tenso enfrentamiento con Kiko Rivera. El DJ volvió a su actitud machista tan característica y no dudó en llamar “calientapollas” a la modelo tras su relación con Antonio Tejado. Esto no le sentó nada bien a Ruiz y reprochó a Kiko ser un “machista”.

María Jesús Ruiz estalla en directo 

María Jesús Ruiz explotó y no dudó en ir inundada en lágrimas al confesionario para desahogarse. “Estoy muy muy mal, no quiero que me vean llorando y no quiero que me grabéis llorando (…) luego dirán que lloro, pero lo hago porque me duelen estas cosas, es mi forma de ser”, confesó completamente derrumbada. “Tengo sentimientos y no me gusta que me ataquen cuando todo es mentira“, añadió. 

“bien sabe el Señor, la virgen de la Cabeza y todos los santos del cielo que a mí no me preocupa la nominación, no”. Ella está muy harta de sus compañeros:”utilizan información para hacer daño”. “Yo no lo haría nunca (…) yo podría utilizar cierta información que este señor ha dado aquí y no lo hago. No soy yo la que se gasta 4.000 euros en media hora en un casino. Primero, porque no los tengo y segundo, porque sé lo mucho que cuesta ganarlo (…) yo soy hija de personas honradas que saben lo que cuesta ganar cada céntimo (…) nunca aplaudiré ni me reiré que haya gente que haga eso”.

La modelo está preparada para acabar con esta situación y no se piensa dejar pisar. “Basta que me pisen la cabeza. Porque yo no soy víctima de nada, ni de nadie, ellos son los que me han hecho víctima tirándose 18 semanas poniéndome a parir”, afirmó entre lágrimas, añadiendo: “Si yo me derrumbo y utilizo el confesionario para contaros cómo estoy, pues tengo derecho de eso, por lo menos aquí tengo un poco de cariño, aquí me podéis escuchar, aquí encuentro lo que no tengo fuera, ¿es tan difícil de entender?“.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad