GH DÚO: Kiko Rivera amenaza a Irene Rosales: María Jesús Ruiz calla. Y van a por Belén Esteban, Jordi González y Jorge Javier Vázquez: “¡Machistas!”

stop

El lío con el hijo de Isabel Pantoja en la casa de Guadalix de la Sierra

Irene Rosales se despide entre lágrimas de Kiko Rivera

17 de marzo de 2019 (12:40 CET)

Una vez más GH DÚO ha dejado una escena para la historia de la televisión en España. En este caso los protagonistas de todo han sido Kiko Rivera, Irene Rosales y unos espaguetis. Sí, has leído bien, unos espaguetis.

Y es que la que se ha liado en la casa de Guadalix por una salsa de tomate ha sido de las gordas. Tanto que incluso María Jesús Ruiz prefiere callarse. Todo empezó cuando Kiko e Irene en el jardín pensando en la salsa que le iba a echar a la pasta que más tarde cocinarían.

 

Fue entonces cuando Irene le comentó a Kiko que no le gustaba su forma de hacer la salsa de tomate. Según la opinión de Rosales, no fríe lo suficiente ni el tomate ni la cebolla ni el ajo. Unas palabras que no le sentaron especialmente bien al hijo de Isabel Pantoja.

La amenaza de Kiko Rivera

De hecho, le sentaron como una patada. Tanto que decidió que, a partir de entonces, la encargada de hacer la salsa iba a ser su mujer. Ella se puso a ello mientras Kiko seguía a lo suyo: “Yo no me he enfadado porque la que me ha enseñado a hacer las lentejas eres tú, con los cojones que tú tienes. Que no solo a ti te molestan las cosas, a mí también, ¿o no tengo derecho? Te has puesto a gritarme…” apuntaba el DJ.

Una bronca que ni Irene se creía de los estúpida que era. Pero claro, las risas de Irene no le hicieron precisamente gracia a Kiko: “No me pongas esa sonrisa porque te estoy hablando bien. Joder, Irene, ¿eh? No te pongas así que cojo y me voy ahora mismo y te quedas aquí. No me toques los cojones, no te rías, que me voy”.

Una amenaza que ha provocado que la audiencia cargue contra Belén Esteban, Jordi González y Jorge Javier Vázquez y tilden al programa de permitir actitudes así. De ahí que se puedan leer en las redes comentarios como “¡Machistas!”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad