Gema López impactada. ¡Foto con la cabeza rapada! Atención a esto

stop

La colaboradora de Sálvame se queda impactada con su nuevo look

gema lópez sonrisa

24 de abril de 2020 (11:41 CET)

Gema López se ha quedado impactada con lo que han visto sus ojos y es de su compañero Kiko Hernández. La colaboradora se encuentra confinada en su casa junto a su hija. Tras decretarse el estado de alarma, como sus compañeros, tomó la decisión de quedarse en casa. Algo inaudito ya que ella nunca falta al programa. 

Gema López siempre ha sorprendido a sus seguidores por sus cambios de looks, pero él le ha superado. La periodista nunca se ha atrevido a abandonar su frondosa melena, que en ocasiones algunos han dudado de la naturalidad de la misma acusándola de llevar peluca. Gema López ha hablado siempre abiertamente de sus retoques estéticos. Aunque ella no se ha atrevido a hacerse sus propios arreglos en el cabello, una de las partes que más cuida. 

El colaborador tomó la decisión de confinarse en su casa desde antes de decretarse el estado de alarma, justo cuando sus hijas se quedaron sin colegio. El colaborador quiere estar al lado de ellas en estos momentos y aprovechar el tiempo en casa para disfrutar de ellas las 24 horas del día. Las pequeñas gemelas tienen tres años y nacieron por vientre de alquiler. Es la primera vez que Kiko Hernández falta al espacio. Sin embargo, después de semanas de ausencia retomó su trabajo a través de videollamadas.

El pasado jueves volvió a conectar en directo con el programa para celebrar los 20 años del concurso que le dio la primera oportunidad de su vida. Kiko Hernández participó en Gran Hermano 3, cuando estuvo presentado por Pepe Navarro. 

Sin embargo tras ver lo sucedido con Kiko Matamoros dejó de lado GH para preocuparse por el estado de salud de su compañero. Sin embargo, los colaboradores y los espectadores se dieron cuenta en un pequeño detalle. Kiko Hernández estuvo todo el directo con una gorra en la cabeza y tuvo que explicar el motivo. 

Kiko Hernández rapado

Nadie sabía por qué motivo posaba con una gorra en la cabeza. Pues bien, misterio resuelto. Kiko Hernández se ha encontrado con el mismo problema de todos los españoles. Peluquerías y centros de estética cerrados desde hace dos meses. El pelo crece y si no sabes arreglártelo solo hay una salida. Raparlo al cero. Dicho y hecho. Kiko cogió la máquina y se lo rasuró dejándole un look nunca antes visto pero que le hacía más juvenil y atractivo. 

“Tienes una cabeza muy bonita”, le confesaba Carlota Corredera. Kiko Hernández está encantado con su nuevo look, pero asegura que se lo dejará crecer y para entonces espera que hayan vuelto a abrir las peluquerías. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad