Fumado y pasado de anfetaminas. Kiko Matamoros de piedra. Estrella de Telecinco en 2006, confiesa

stop

El colaborador de Sálvame no habla de lo que sucedió en los pasillos de Mediaset

kiko matamoros

24 de junio de 2020 (17:47 CET)

Kiko Matamoros se separó de su hermano, a quién en el pasado estuvo muy unido. Tras años trabajando juntos como un dúo que funciona, los hermanos Matamoros tomaron diferentes caminos. Kiko siguió vinculado a la televisión, mientras que Coto se desvinculó de ella y se sumergió en mundos muy oscuros. Se rumoreó que podría haber vivido algún episodio de drogas, pero no es el único rostro de la factoría Mediaset con serios problemas. 

Valerio Pino alcanzó la fama en 2006 gracias a su participación en Supermodelo. El bailarín formó parte del profesorado. Era profesor de pasarela. Con él estaban la estilista Cristina Rodríguez y el fotógrafo Emmanuel Rouzic. 

valerio pinoEl talent tuvo tres ediciones pero en la última no pudo estar por su participación en Supervivientes.

Poco después regresó a Italia donde se enamoró de Marcus Bellamy, que ahora es su ex y se encuentra en prisión en Estados Unidos, condenado por haber matado a su pareja.

Valerio y Marcus se conocieron en Amici, un exitoso programa de la televisión italiana que ya va por su decimonovena temporada. Un romance muy breve pero no exento de polémica. Al terminar el reality se dijo que Valerio habría mantenido relaciones íntimas con un desconocido en el plató. Él hizo público en 2018 este episodio en un libro, Amor en el camerino. 

Este libro genera un gran morbo después de hacerse público que su ex mató a tu pareja y cumple condena en Estados Unidos. 20 años de prisión. En el juicio, Bellamy se defendió alegando que habían fumado tanta anfetamina que pensaba que veía el diablo cuándo acabó estrangulando a su novio hasta la muerte. 

En una entrevista, Valerio deja claro que en su libro intenta separarse ese hecho terrible de su historia. 

“Marcus cometió el crimen en 2016. Yo escribí el libro en 2018, habían pasado dos años. Un año después de la publicación, salió la condena de 20 años. Fue un altibajo de emociones, de rabia, de dolor..." confiesa. También asegura que las drogas tienen la culpa de haber arruinado la vida de su ex.

Asegura que lo pasó realmente mal cuando se enteró del suceso. “Sentía que me iba a volver loco”, sentencia. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad