Fran Rivera, entre lágrimas, interrumpe a Kiko Rivera con su llamada: “Hay mucho más”

Fran Rivera llamó en directo a Kiko Rivera para mostrarle su apoyo y dejar claro que no va a contar todo lo que sabe

Fotografía: Fran Rivera, entre lágrimas, interrumpe a Kiko Rivera con su llamada: “Hay mucho más”
Fotografía: Fran Rivera, entre lágrimas, interrumpe a Kiko Rivera con su llamada: “Hay mucho más”

Toda España ha estado pendiente del programa ‘Cantora: la herencia envenenada’, donde Kiko Rivera se sentaba en plató junto a Jorge Javier Vázquez para contar el origen de todo y explicar por qué se siente engañado por su madre y qué pasó realmente con la herencia de Paquirri. El DJ cuenta con el apoyo de sus dos hermanos, Francisco Rivera y Cayetano Rivera. Estos fueron los primeros que empezaron a sospechar de Isabel Pantoja cuando Kiko Rivera la defendía a muerte.

Todo empezó cuando Kiko Rivera estuvo en Cantora el pasado 2 de agosto para celebrar el cumpleaños de su madre. Entró a una de las habitaciones de la casa, que estaba entreabierta, y se encontró con todos los objetos de su padre. Algo que le extrañó porque en esa habitación nunca había nada e Isabel Pantoja le aseguraba que no tenía absolutamente nada de él. «Es que no lo veis que me está diciendo que no tiene absolutamente nada», decía el cantante a sus hermanos años atrás. Ahora todo ha cambiado.

Fran Rivera ha entrado en directo a través de una llamada telefónica para apoyar a su hermano en esto. Tuvo que colgar porque se le entrecortada la voz. “Llamo para decirte que siento muchísimo el dolor por el que estás pasando. Yo he sufrido mucho”, ha empezado Francisco Rivera su mensaje después de prometerle a Kiko Rivera que no va a desvelar toda la información que él le ha contado sobre el problema con la herencia de su padre. 

Fotografía: Fran Rivera, entre lágrimas, interrumpe a Kiko Rivera con su llamada: “Hay mucho más”

El torero solo entraba por teléfono para “decirte que estamos contigo, que estás siendo muy valiente. Espero que esto se termine”. Su hermano dejó claro que él sabía que algo sucedía en Cantora y ahora se corroboran sus sospechas. “Yo sé esto desde hace muchos años. No me estáis contando nada nuevo. He sufrido esto en silencio. Por desgracia hay mucho más. Por respeto a ti, tanto dolor y sufrimiento que hemos pasado Cayetano y yo…”, ha recordado con la voz quebrada de la emoción.

El momento más emocionante de la noche es cuando éste le ha dicho a Kiko Rivera «Papá estaría orgulloso de ti». Fran no podía disimular las lágrimas al otro lado del teléfono y decidió colgar.