Fran Rivera calla los amores secretos (y famosos) de Eugenia Martínez de Irujo

El hermano de Cayetano Rivera no habla de lo que sucedió después de su matrimonio

Fotografía: Fran Rivera calla los amores secretos (y famosos) de Eugenia Martínez de Irujo » Diario Gol
Fotografía: Fran Rivera calla los amores secretos (y famosos) de Eugenia Martínez de Irujo » Diario Gol

Fran Rivera ha encontrado la estabilidad y felicidad al lado de Lourdes Montes. La diseñadora y el torero han formado una familia perfecta. No obstante, por todos es recordada la relación de éste con Eugenia Martínez de Irujo, una de las más sonadas. Siempre se ha relacionado al torero con la hija de la duquesa, sin embargo éste no ha sido ni su gran amor ni el único. Sin embargo si que se puede decir que le haya marcado en su vida personal. 

La relación entre ambos empezó mal desde un principio. Fran era cinco años más joven que ella. Su noviazgo fue intermitente. Ahora sí, ahora no. Lo dejaban y se reconciliaban en muchas ocasiones. En una de estas pausas, Eugenia tuvo una relación con El Litri. En 1997 regresan y deciden ir muy en serio, hasta tal punto de darse el sí quiero en la catedral de Sevilla. Después de este acontecimiento único que reunió a 1.000 personas y salió en todos los medios de comunicación nació su hija Tana, solo un año después. 

La relación duró hasta el año 2002 cuando iniciaron el proceso de divorcio. Empezó de una forma amistosa pero terminó de la peor forma posible años atrás. La guinda del pastel fue la pelea que tuvieron ambos por hacerse con la custodia de la pequeña. Esto enturbió la relación entre todos los miembros de la familia. La duquesa de Alba esperaba que Eugenia y Fran se reconciliaran en el futuro. 

Eugenia se fue a vivir a Madrid tras la ruptura y recuperó su círculo de amistades. Entre estos amigos se encontraba Nicolás Vallejo Nájera, ex de Paulina Rubio. Pasaron un verano increíble en el que ambos se ayudaban a superar sus respectivas rupturas, pero se dieron cuenta que esto no iba a ningún sitio. 

En 2005 empezó otra tormentosa relación de idas y venidas con Gonzalo Miró, que también era más joven que ella. Sus respectivas formas de ver la vida en aquel momeno les distanció y les separó. Él era joven y sin cargas, mientras que Eugenia tenía una hija. Con José Coronado también tuvo un romance puntual. 

Actualmente mantiene una relación con Narcís Rebollo, presidente de Universal. 

eugenia y narcís rebollo

 

 

 

 

Publicidad