Kiko Matamoros llorand

Foto terrible (y es de un bebé). “Kiko Matamoros, denuncia esto en Sálvame, por favor”

stop

El defensor de la audiencia hace públicos todos los mensajes que recibe de los espectadores

21 de octubre de 2019 (15:43 CET)

"Ya está bien", gritan en redes sociales. Los espectadores de Sálvame están hartos de que siempre se hable de los mismos temas. Si no eres famoso no tienes cabida en el espacio. Los directivos del programa lo saben y también Kiko Matamoros como defensor de la audiencia. Les llegan muchos mensajes donde se les pide que hablen de otros aspectos más sociales. Por eso, en su momento abordaron los temas de Blanca Fernández Ochoa, el caso Julen o el caso Gabriel. Aunque no quieren que lo hagan con un tono amarillista. 

Como defensor de la audiencia "Kiko Matamoros, denuncia esto en Sálvame, por favor", le piden haciendo referencia a un caso que ha dolido a todo el mundo. Esta semana la policia Ucraniana ha detenido a una mujer acusada de haber maltratado presuntamente a su bebé y haberse ido cenar con un chico que conoció. Cuando se encontraron con el pequeño casi no respiraba y tenía un ojo morado. 

Bebé maltratado por su madre

El bebé solo tenía un mes de vida. Y en tan solo este tiempo ha experimentado verdaderos horrores. No es la primera vez que la madre le pega. El pequeño llevaba siempre la ropa sucia de no habérsela cambiado nunca, un ojo negro y la nariz llena de sangre. El bebé estuvo a punto de morir. Se lo encontraron completamente solo en la habitación de un albergue social donde vivían madre e hijo. 

Fueron los vecinos los que entraron sabiendo que el niño se había quedado solo en el domicilio. Lo que no esperaban era encontrárselo como se lo encontraron. Según el testimonio de la vecina que vivía al lado, "le levantamos la ropa, que estaba muy sucia. Le descubrimos contusiones por todo el cuerpo... Una de las mujeres se desmayó al verlo".

Rápidamente fue trasladado en una ambulancia al hospital local de la ciudad. Los médicos tampoco habían visto en toda su carrera algo parecido. 

A estas alturas, Mykyta todavía lucha por su vida. Los médicos creen que puede tener fracturas en el cráneo, pero está tan grave que no lo pueden examinar. Según el jefe de la UCI, "su estado es muy grave, y su vida peligra". 

El padre del pequeño de 27 años no quiere hacerse cargo de la criatura. La madre, quién ahora se enfrenta a una pena de cárcel de hasta cinco años, ya perdió la custodia de su primer hijo fruto de otro matrimonio. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad