Foto estremecedora. Mutilado. Kiko Hernández lo cuenta. “Me falta esto”

stop

El colaborador de Sálvame habla en su blog de un compañero que ha superado un grave problema

Kiko Hernández sorprendido

06 de enero de 2020 (11:30 CET)

Durante estos 19 años Gran Hermano ha contado con centenares de concursantes, tanto anónimos como famosos. El reality de Telecinco es historia de la televisión. De ahí han sacado personas tan importantes hoy en día como Kiko Hernández. Telecinco se ha nutrido durante este tiempo de todo lo que sucedía en la casa más famosa de Guadalix. Recientemente han hablado de Palomares, concursante de GH 10.

Dos años después de su concurso, la vida de Palomares dio un giro de 180 grados. El joven sufrió un grave accidente por el que perdió el dedo anular de su mano derecha. Sucedió el 23 de enero de 2010. Han pasado 10 años de aquel fatídico desenlace donde Palomares se encontraba de cacería con su hermano. En un momento dado, su hermano le pidió que fuera a por una linterna. El exconcursante de GH saltaba un muro, que tenía una verja en la parte de arriba, con tal mala suerte que, a pesar de las numerosas veces que había realizado ese movimiento en anteriores ocasiones sin sufrir ningún daño, en ese instante su alianza de bodas quedaba enganchada en la verja superior. 

“Vi que sólo tenía la falange y me puse amarillo. Me puse blanco, mareado y mi padre fue a buscar el dedo. Todavía no estaban los perros sueltos, menos mal. La única solución era amputar para que no se infectase”, contó en una entrevista. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Mi mano en la actualidad tras sufrir un accidente en la finca

Una publicación compartida de Javier Palomares Pérez II (@javierpalomarex) el

Este accidente hirió a Palomares. El joven tuvo que recibir ayuda psicológica y durante un tiempo llevó guantes para no verse las manos. Kiko Hernández contó recientemente en su blog que Palomares ha superado esta difícil situación. Mi mano en la actualidad tras sufrir un accidente en la finca. Como duele, me han pinchado en la unidad del dolor para ver si recupero fuerza y mi mano se mueva mejor”, escribió el protagonista de esta historia junto a una fotografía de su mano. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad