Foto demoledora. Rocío Carrasco (la ex de Antonio David) pillada así: “Pobrecita”

stop

La hija de Rocío Jurado está hundida tras las últimas informaciones sobre ella

Rocío Carrasco en Hable con ellas

16 de diciembre de 2019 (16:04 CET)

Rocío Carrasco se encuentra en el peor momento de su vida. La hija de Rocío Jurado está recibiendo por todas partes desde que Antonio David participase en GH VIP 7. Su relación con sus hijos en el punto de mira. La participación de la familia en televisión y la ausencia de Carrasco la ha convertido en la villana de toda esta historia. Ella sigue sin desmentir ni confirmar nada y continúa su arresto domiciliario. 

Según publicaba la revista Lecturas, Rocío Carrasco siente que ha perdido la batalla. Está completamente hundida y se estaría resintiendo el matrimonio con Fidel Albiac. Carrasco sufre estrés y por este motivo ha tenido que cancelar sus compromisos profesionales y personales. Ha parado la promoción del espectáculo dedicado a su madre en el que su marido ejerce de productor musical. 

Rocío Carrasco se ha atrincherado en casa. Así lo han confirmado sus vecinos de San Agustín de Guadalix en Socialité, que se muestran muy preocupados. Aseguran que llevan meses sin verla y las últimas veces se la ha podido ver muy desmejorada. "Yo la he visto alguna vez en el supermercado, pero la última vez... hará casi un año". "Ella sale muy poco, el que sale es Fidel". "La última vez que la vi sería hace un año", aseguran algunos de los vecinos a los que ha entrevistado el programa de Telecinco.

En el supermercado donde habitualmente compra llevan sin verla unos cinco o seis meses. Ahora prefiere comprar por internet. "Lo encarga y se lo llevan en un coche a su casa". En el restaurante que frecuentaba en su barrio confirman que lleva casi un año sin tenerla como clienta: "Sí, ha venido mucho, pero ya hace casi un año o más. Ellos subían directamente a la parte de arriba, a un reservado".

La última vez que la vieron los paparazzis la pillaron con el pelo revuelto y sin nada de maquillaje. Una fotografía demoledora. 

Rocío Carrasco

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad