La Reina Letizia, el Rey Felipe VI y el rey emérito, Juan Carlos I. EFE

Felipe VI o “Papá está enamorado” (y no es Sofía): la Reina Letizia calla el mayor escándalo

stop

El Rey Juan Carlos estaba envuelto en un lío sentimental

13 de marzo de 2019 (20:15 CET)

De sobra es conocido que el matrimonio entre el Rey Juan Carlos I y la Reina Sofía nunca fue el ejemplo de pareja estable y feliz. De hecho, este medio se ha hecho eco de algunas informaciones proporcionadas por Jaime Peñafiel y otros periodistas expertos en la Casa Real que siempre han señalado una actitud pasota del Rey Emérito con su esposa.

El amor platónico de Juan Carlos I

Más allá de desplantes, Juan Carlos tiene en su historial un asunto que provoca mucha polémica en Zarzuela. Y es que el monarca, durante los años 90, bebía los vientos por otra que no era Sofía. Se trata de Marta Gayá, la que conocian como 'la reina del rumor'.

La familia real se desplazaba a Palma de Mallorca todos los veranos en la década de los 90. Allí, Juan Carlos era consciente que estaba Marta y por ello planificaba las vacaciones en la Isla. E incluso, llegaba a llamarla 'mi chica' y a sus padres 'suegros', como en una de las situaciones que se encontró con los padres de Marta.

El rey emérito Juan Carlos I conduce su coche a la salida del club naútico de Palma de Mallorca, en una foto de archivo. EFE/MANUEL H. DE LEON

El entorno no daba crédito

Esta actitud tenía descolado al entorno de los Reyes, que se quedaban perplejos cada vez que JC hablaba de Marta como si fuese un adolescente enamorado. Llegó hasta a recibir el consejo del Secretario General de la Casa del Rey, José Joaquín Puig de la Bellacasa, que acabó fuera de Zarzuela por anteponer el interés de Sofía al de Marta.

Sofía aguantaba estoicamente

La que también conocía todo era la Reina Sofía. Ella, se dio cuenta de todo y solo tenía que aguantar para evitar un escándalo mayúsculo en la Corona. Pero, los desplantes y actitudes de Juan Carlos eran muy reprochables, cuentan los expertos.

De hecho, a su hijo Felipe le comentó esta situación: “Papa está enamorado”, apuntan fuentes cercanas. Y es que la madre del actual Rey estaba deseando que su marido abdicara y apartarse, lo máximo posible, del foco público.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad