Felipe VI o el lío con el WhatsApp contra los independentistas de Catalunya | EFE

Felipe VI corta cabezas (o “Por aquí no vuelve”. Cinco líos. Y a cual peor)

stop

El Rey establece las líneas maestras de cara al otoño en la Casa Real

28 de agosto de 2018 (16:00 CET)

Felipe VI y la Reina Letizia están atravesando uno de sus momentos más difíciles como monarcas. Los continuos escándalos que han rodeado y siguen rodeando a la Casa Real han situado a la Familia Real en el punto de mira de muchos españoles.

De ahí que el Rey haya decidido mover ficha y prepararse para lo que le llegará en otoño, que no será poco. De hecho, cinco son los líos que tiene Felipe VI por delante y que no van a hacer más que echar más leña al fuego.

El lío con Paloma Rocasolano

Y la primera decisión es la de, al menos de momento, apartar paulatinamente a Paloma Rocasolano, madre de Letizia Ortix, del día a día de sus hijas Leonor y Sofía. Cuentan desde Zarzuela que el Rey quiere que su madre, la Reina emérita Sofía, vuelva a tener un mayor protagonismo. De hecho, cuentan dese dentro que la frase de “Por aquí no vuelve” ya ha sonado en varias conversaciones en palacio.

Una frase que también podría aplicarse a su padre, el Rey emérito Juan Carlos I. La idea que maneja el vigente Rey es la de seguir apartando a su padre de la vida pública. Considera que es la mejor manera de apagar el incendio provocado por el escándalo con Corinna.

El rey emérito Juan Carlos I conduce su coche a la salida del club naútico de Palma de Mallorca, en una foto de archivo. EFE/MANUEL H. DE LEON

Algo muy similar tiene pensado para su hermana Cristina. Avisan que la idea es que la infanta pueda acudir a palacio para ver a sus padres siempre y cuando los Reyes no estén presentes. No quiere que se les vea juntos.

La infanta Elena cobra protagonismo

Quien sí que contará con mayor presencia a partir de este otoño en los actos oficiales será la hermana de Felipe VI, la infanta Elena. Tras ser apartada de la Familia Real con tal de no ser salpicada por los diversos escándalos, la infanta vuelve ahora a formar parte de la agenda, por mucho que a la Reina Letizia no le haga ni pizca de gracia.

Y es que parece ser también que los planes del Rey pasan porque su esposa, Letizia, de un paso atrás y ya no tenga tanto protagonismo como el que tenía hasta ahora. Su rifirrafe con la reina emérita Sofía en la ya histórica misa de Pascua ha hecho mucho daño y el monarca ha optado por frenar las apariciones públicas de su esposa.

Veremos cómo se van desarrollando los acontecimientos en unos próximos meses que se esperan más que movidos en la Casa Real.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad