Familiares y amigos de Ana Obregón tapan una última hora demoledora

Ana Obregón se refugia en un pueblo desconocido donde practica la meditación para combatir el dolor por la pérdida de su hijo Álex Lequio

Fotografía: Familiares y amigos de Ana Obregón tapan una última hora demoledora
Fotografía: Familiares y amigos de Ana Obregón tapan una última hora demoledora

Ahora mismo Ana Obregón no piensa volver a trabajar y parece que tampoco a su casa. Han pasado cinco meses desde el fallecimiento de Álex Lequio, el pilar más importante de su vida. El empresario perdía la vida tras una incasable lucha contra un cáncer. Su corazón se apagaba a la temprana edad de 27 años. Ha sido el golpe más duro de la presentadora en toda su vida.

A diferencia del padre de la criatura, Ana Obregón está completamente sola. No tiene más hijos ni pareja en la que apoyarse. Además, tres semanas después tuvo que despedirse de la mascota que les ha acompañado a madre e hijo durante los últimos 16 años. Este 2020 es muy difícil e injusto para Ana. Por suerte cuenta con el apoyo de sus familiares, especialmente sus hermanas. Se siente muy agradecida ya que no la dejan ni un momento sola.

A Ana Obregón le cuesta recuperar su vida porque ya no es la misma. Apenas se le ha podido ver en su casa de la Moraleja desde que falleció su hijo. Tras volver de Barcelona pasó el desconfinamiento en la casa de su hermana. Una vez pudo realizar el funeral se refugió en Mallorca. Al volver de la isla balear se escapó a un pueblo desconocido donde aprovecha para meditar y respira paz y tranquilidad.

Ana Obregón
Ana Obregón

En la casa de Ana Obregón hay muchos recuerdos. Todo está exactamente igual que la última vez que Álex piso la casa. El empresario iba y venía estos últimos tiempos, pero aún vivía en casa de su madre. Su habitación está intacta. Ana no puede enfrentarse todavía a este reto.

Son muchos los que la animan a volver a su vida, al trabajo, como ha hecho Paz Padilla, sin embargo Ana no tiene fuerzas. Está muy débil y preocupa mucho su actitud. Ahora mismo Ana Obregón está volcada en la meditación, como mostró en su última publicación de Instagram. De esta forma intenta sobrellevar el dolor por la pérdida de su hijo Álex.