Eva González y él juntos. Y no es Cayetano Rivera. Encuentros cada semana: ¿Venganza?

stop

La presentadora de La Voz empieza las grabaciones de la nueva edición del programa

eva gonzález

19 de febrero de 2020 (17:23 CET)

Ni estaba ni se le esperaba. Si alguien miraba al palco en el último ruedo de Cayetano Rivera, ni rastro de su mujer. Eva González, desaparecida del mapa, podría estar viviendo las últimas horas de su relación con el torero.

¿El motivo de la posible ruptura? Karelys Rodríguez. Dos meses después de que salieran las ya virales fotos a la luz entre la canaria y el torero, el asunto está más vivo que nunca. Tras desaparecer del mapa durante un tiempo después de que se descubriera la estafa de las fotos entre Karelys y Cayetano y el pacto con el fotógrafo que había detrás de estas instantáneas, la mayor enemiga de Eva González vuelve a escena.

Tras estar en todas las casas de apuestas para entrar en Supervivientes y caerse a última hora de la lista definitiva, la tinerfeña ha publicado recientemente en sus redes sociales una foto en una estación de esquí. Casualmente, el esquí es una de las mayores aficiones del aún marido de Eva González. ¿Una declaración de intenciones?

Por muy rumores que estos puedan parecer, a Eva, de bien seguro que no le hace ni pizca de gracia. Sino fíjense: ni presencia en la tribuna del estadio de toros el pasado domingo ni asistencia a la entrega de premios del Banco Santander, donde el diestro recogía un premio. ¿Casualidad? Lo dudamos… ¡Y mucho!

La familia, un apoyo incondicional

Si alguien sujeta día a sí día también a a presentadora de La Voz es su familia. Rodeada de los suyos, la andaluza es imparable para superar cualquier bache. "Lo único que tengo que decir es que confío plenamente en la persona que tengo a mi lado y que sigo con mi vida y con mi familia igual que antes. El tiempo pone todo en su sitio y las cosas caen por su propio peso”, dice la presentadora confiando aún en su truculento matrimonio.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad